Un desconcertante silencio de los Te Deum sobre el “matrimonio” homosexual

0 345

Es sabido que los Obispos escogen el tema de su homilía de los Te Deum del 18 de septiembre para abordar los temas que deben preocupar más la conciencia cristiana de sus fieles.

Consiente de esta costumbre, entré a la página web Iglesia.cl para ver los contenidos de los sermones de cada diócesis.

Confieso que quedé sorprendido. En casi todos ellos se abordan dos temas: la migración y el cuidado de la tierra. La familia, basada en el matrimonio estable entre un hombre y una mujer fue incluida sólo en dos textos de las más de 30 Diócesis.

Precisamente en el momento que el presidente de la comisión de constitución del Senado anunció la reposición del Proyecto de “matrimonio” homosexual presentado por la ex Presidente Bachelet en 2017.

Me preguntó, ¿por qué este silencio? (clique aquí).

En efecto, si se trata de defender el resguardo ecológico, el primero de todas las obligaciones es el respeto al orden puesto por Dios en la naturaleza humana. Así lo recordó el Papa Benedicto XVI el 2008: “Es necesario que haya algo como una ecología del hombre, entendida en el sentido justo. Esta ecología humana se basa en el respeto de los géneros, masculino y femenino, que forman parte de la naturaleza humana”.

En la misma oportunidad el Pontífice advirtió que “Con frecuencia, (…) se utilizan términos como “orientación sexual” o “identidad de género” para tratar de reconocer el pretendido “matrimonio” homosexual”. El Papa dijo que su aprobación “significaría una autodestrucción del hombre y, por tanto, una destrucción de la obra misma de Dios”.

Urge por lo tanto una declaración oficial de los Sres. Obispos al respecto. Click aquí

Si persiste el silencio episcopal no demora la hora que se sume otras iniciativas como la legalización de “vientres de arriendo” para homosexuales y la “maternidad asistida” para uniones lesbianas.  Cosa que en estos mismos días se discute en el Parlamento francés.

Por lo anterior le solicito que haga llegar un respetuoso pedido de pronunciamiento al Sr. Presidente de la Conferencia Episcopal. (clique aquí).

Es urgente oír un llamado público por parte de la autoridad eclesiástica que oriente las conciencias de los fieles para que tales leyes no sólo no se sean obedecidas, sino que tampoco un católico puede conceder el voto a los legisladores que la apoyen.

Por último consideramos que una declaración episcopal en este sentido será el mejor modo de poner fin a los escándalos sexuales ocurridos al interior de la Iglesia, pues recordará la santidad del matrimonio cristiano y la luz de la virtud de la castidad perfecta del celibato para los eclesiásticos: “Bienaventurados los puros, porque ellos verán a Dios”.

Gracias por su firma.

Carlos del Campo García Huidobro

P.S. Le agradezco su apoyo y le pido que envíe este mensaje a todos sus conocidos (clique aquí).

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.