Semana surrealista

0 294

Según definición del diccionario, el surrealismo es “una corriente artística inspirada en las teorías psicoanalíticas para intentar reflejar el funcionamiento del subconsciente, dejando de lado cualquier tipo de control racional”.

Lo que estamos viviendo es propio de “una semana surrealista”.

Pasemos a los hechos, comenzando por los más cercanos.

1.- Violencia y destrucción en el Metro

Esta explosión irracional del subconsciente tuvo como objetivo primero la empresa del Metro. Aquí se dieron todos los elementos del surrealismo. La explosión violenta, con destrucción y quema de instalaciones de la empresa; la desproporción irracional entre la subida de $30 por pasaje con resultado de la paralización para todos los usuarios y; por último, la falta de cualquier control y varias víctimas fatales, hasta ahora.

Sin embargo lo más peligroso de este surrealismo, es el hecho de que estas manifestaciones no fueron ni espontáneas ni tan irracionales. Es evidente que no se provoca una manifestación de esta envergadura de la noche a la mañana, sin que alguien la promueva, la organice y la dirija.

En este sentido, es de destacar el apoyo inmediato que los violentistas obtuvieron por parte del Frente Amplio, del PC y de sectores de la ex Nueva Mayoría. Se diría que este sector estaba esperando algo de este tipo para mostrar que Chile no es una excepción al caos que afecta a buena parte de las naciones vecinas.

“A río revuelto, ganancia de pescadores”, ha sido siempre la consigna de las izquierdas. ¿Qué mejor entonces que este panorama de caos, violencia y destrucción del sistema estrella de la movilización pública y de una economía basada en el respeto de la propiedad privada?

Esta próxima semana comenzará un “tira y afloje” entre los sectores “moderados” de la izquierda y el Gobierno. Los primeros condenarán la violencia, pero dirán que ella es consecuencia de la subida de la tarifa y exigirán al Gobierno suspender el Estado de Emergencia. Exactamente como acaban de hacer en el Ecuador con la eliminación del subsidio estatal a los combustibles.

¿Procederá de igual modo el Gobierno del Presidente Piñera? Por el bien de Chile esperemos que no.

 

2.- Consejo de Monumentos Nacionales ((CMN) mantiene monumento al “Comandante Pepe”

En total coherencia con lo ocurrido en el Metro, el CMN consideró las opiniones de algunas personas, como el profesor titular en Historia de la Universidad de Chile, Sergio Grez, para mantener la decisión de declarar monumento nacional al Retén de Carabineros Neltume y al Campamento 8-3 del Destacamento Guerrillero Toqui Lautaro. Ambos lugares fueron guarida subversiva más de cuatro décadas atrás.

Así como los nietos de los guerrilleros del Comandante Pepe hoy queman las instalaciones públicas y privadas, los bisnietos de la Ministra Valdés y de los directores del CMN declararán monumento nacional las estaciones del Metro quemadas en estos días, pues las considerarán testimonios “de la clase trabajadora, sus proyectos y luchas en aras de una sociedad mejor”.

“Quien viva, verá”

 

3.- Venezuela se sienta en la Comisión de DDHH de la ONU

Otro surrealismo. El Gobierno más dictatorial y sanguinario del continente latinoamericano, violador impune de los derechos de sus habitantes, causante del mayo éxodo de su población y autor de una represión criminal denunciada por el mismo organismo, entra en “pompa y majestad” al sillón de los jueces de los derechos humanos.

Apoyada por China, Rusia, Cuba y miembros del Movimiento de Países No Alineados, el dictador Maduro obtuvo los votos necesarios para sentarse en la Comisión de DDHH del organismo internacional por el plazo de dos años.

Este surrealismo, sin embargo, al igual que el caso nacional, cuenta con el mismo respaldo: la izquierda marxista.

 

4.- Bolivia: ¿Cuarta presidencia de Evo Morales?

De acuerdo a los principios del sistema democrático, se debe respeto a la voluntad popular, pues es en él que reside su legitimidad de la autoridad. Y para conocer cuál es la voluntad soberana del pueblo los gobiernos realizan plebiscitos directos sobre temas de particular importancia.

Nada de esto ocurrió en Bolivia.  El resultado del plebiscito fue un clamoroso NO a su nueva candidatura. Sin embargo helo ahí nuevamente sentado, diríamos mejor “atornillado” en el Palacio Quemado.

Delante de lo cual Morales cuenta con el más vergonzoso silencio de la OEA, de la ONU y de todos los organismos “democráticos” de la izquierda.

 

5.- Conclusión

Creemos que con lo señalado ya hay elementos suficientes para mostrar cómo la corriente surrealista se está tomando el panorama político.

De esta “toma” no se puede sino prever otros actos violentos e irracionales del subconsciente de las masas, las cuales harán sentir sus desmanes en diferentes escenarios de la vida nacional.

 

Credo; pasado, presente y futuro de Chile

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.