Protesta al presidente de Argentina por intromisión en asuntos nacionales

0 445

Pocas veces ha quedado tan patente la intromisión externa en asuntos nacionales cuanto las descaradas instrucciones del Presidente Argentino esta semana pasada a la oposición chilena a través del zoom, como se estila.

¿Qué les dijo el Presidente de Argentina?

Que se pusieran bien unos con los otros (como él mismo se puso bien con su actual Vicepresidenta). Que el Continente estaba sufriendo una avanzada conservadora, pero que es necesario defender “a la gente”, supuestamente engañada por el consumismo.

Agregó que el capitalismo está muerto después del coronavirus porque se acabaría el consumo y sin consumo no hay capitalismo. Olvidó de explicarles que el éxito del socialismo es precisamente que no haya consumo, que todos vivan pobres como en Cuba. O quizá esto quedó en off.

¿Y quiénes estaban del otro lado de la pantalla?

La audiencia no era pequeña: por los chilenos estuvieron los presidentes de partido Álvaro Elizalde (PS), Jaime Mulet,  (DC), Catalina Valenzuela (PH), Gael Yeomans. Se sumaron los senadores Girardi (PPD), Guillier (Ind.), Huenchumilla (DC), Provoste (DC), Quinteros (PS), Órdenes (Ind.) y Montes (PS).  Tampoco quisieron perderse las instrucciones trasandinas los diputados Camila Vallejo (PC), Maya Fernández (PS), Loreto Carvajal (PPD), Alejandra Sepúlveda (FRVS), Marcela Hernando (PR), Claudia Mix (Comunes), Esteban Velásquez (FRVS) y Alexis Sepúlveda (PR).

A los anteriores se sumaron unos seis ex ministros, por las dudas que tuvieran que “repetirse el plato”.

Y para darle un toque internacional al zoom, estuvieron parte del Grupo de Puebla como la expresidenta de Brasil Dilma Rousseff y el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, quien estuvo a cargo del cierre del encuentro. Este último quizá aprovechó para olvidarse de su condena judicial en Ecuador.

Lo anterior podría parecer casi un hecho anecdótico si no fuera el caso de que todos los países de América del Sur están sufriendo, a consecuencias de la pandemia, una crisis económica de proporciones nunca antes vista y que podrá traer profundo malestar “en la gente”, de acuerdo a la expresión de Fernández.

“Estamos caminando sobre fuego ardiente”.

En este sentido, el ex Ministro del Interior, Chadwick, en otro zoom organizado en los mismos días, declaró a su audiencia que: “Estamos caminando sobre fuego ardiente”. Es decir, que si no se conjugan bien los cuidados sanitarios con la atención a la economía, podrá venir un sunami económico que produzca conflictos sociales de proporciones mucho mayores que los vistos a partir del 18 de octubre pasado.

En este contexto, las instrucciones del presidente Fernández, acompañado de su plana mayor, dirigidas a la oposición chilena, suenan a una convocatoria para provocar tal sunami. Llama la atención la demora del Ministro de RREE, en manifestar una queja diplomática por esta grosera intromisión en asuntos nacionales.

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.