Negacionismo, violencia y perspectivas para el 2019

0 198

Cuando el 25 de abril de 1990 el Presidente Aylwin constituyó la Comisión de “Verdad y Reconciliación”, fijó como fechas de investigación  el período que iba del 11 de septiembre de 1973 hasta el fin del Gobierno Militar. Afuera dejó todo el tiempo de incubación de la lucha de clases, del “avanzar sin tranzar”, de las “Tomas” de fábricas y campos, de la prédica revolucionaria “con todos los medios” del PS y de la incitación a la revolución total de Fidel Castro.

Naturalmente que esta forma parcial de investigación, por la cual se estudian las consecuencias y se omiten las causas, dejó el tema de los derechos humanos inclinado a favor de los socialistas. Ellos serán, a partir de entonces, los únicos lesados en su dignidad de personas.

Los propietarios, los trabajadores comunes, las dueñas de casas, los camioneros, los mineros, los militares caídos en el cumplimiento del deber, todos ellos pasaron a ser los grandes ausentes de la referida investigación.

Esta semana pasada la izquierda marxista dio otro paso adelante en el tema de los derechos humanos. La diputada Carmen Hertz, presidenta de la Comisión de DD.HH. de la Cámara Baja sometió a votación una indicación de su autoría para incorporar el “negacionismo” como nuevo tipo penal en el proyecto de ley sobre incitación a la violencia.

En otras palabras, la versión marxista de la violación a los derechos humanos en Chile, por la cual sólo ellos sufrieron una persecución de Estado, pasa a ser un “dogma de fe”, cuya negación será un delito sancionado con cárcel.

La amnesia, conscientemente inoculada por el primer gobierno de la Concertación, se transforma ahora en una herramienta de silenciamiento compulsorio a cualquier opinión contraria.  El próximo paso será la persecución penal a quienes no reconozcan públicamente la versión oficial. Una especie de “purga” a los disidentes, del más puro sistema leninista.

Atentado al Presidente del Tribunal Constitucional

En la misma semana y como preludio de lo que se espera hacer a nivel nacional, el Presidente del Tribunal Constitucional, Ministro Iván Aróstica, fue brutalmente atacado por  una turba en plena vía pública a la salida del mismo Tribunal en pleno centro de Santiago.

¿La causa?

Escuchar argumentos en favor y en contra de los requerimientos de inconstitucionalidad que impulsaron parlamentarios oficialistas con el fin de impugnar parte de la ley de libertades condicionales que excluyen a uniformados.

Es decir, el solo hecho de atender un requerimiento, antes mismo del fallo, ya constituye para estos agresores, un delito a ser sancionado por los propios puños y patadas, (por ahora).

Lo que está en perfecta concordancia con el proyecto de penalizar el “negacionismo” propuesto por la mencionada diputada del Partido comunista y aprobado en la Comisión con todos los votos de la oposición y la abstención del diputado Evópolis, Andrés Molina.

Mientras unos caminan por la vía jurídica, los otros las emprenden por la vía de los hechos. Ambos pretenden llegar al mismo fin: aniquilamiento de cualquier pensamiento disidente.

***

 

Cerramos este año considerando dos realidades contraopuestas. Por un lado vemos con satisfacción medidas oportunas, como la de no aprobar el Pacto sobre inmigración y otras congéneres; o el fallo del Tribunal Constitucional sobre el ejercicio del derecho de objeción de conciencia por parte de las instituciones de salud. Pero, al mismo tiempo, vemos a un Gobierno auto limitado en su capacidad de desplegar una agenda de iniciativas claramente pro libre iniciativa y a una izquierda que a pesar de dividida, se da el lujo de mostrar agresividad, intolerancia y violencia, que sólo aumenta.

Perspectivas para el 2019

¿Cuál será el escenario que tendremos para el próximo año que comienza?

No somos adivinos, pero no es difícil conjeturar que si el Gobierno se auto limita, la izquierda se envalentona, Carabineros de Chile no consigue salir de la crisis y la Iglesia no hace sino bajar de credibilidad, tendremos una situación en que los referentes nacionales continuarán disminuyendo de intensidad. Y cuando ya no existen referentes válidos para el conjunto de la sociedad, es la hora de los oportunistas de todo tipo y laya probar suerte.

Fue lo que ocurrió en Venezuela con Chávez.

***

Concluimos este último “vistazo de la semana” subiendo nuestras vistas a Aquella que “sola aplastó todas las herejías” pidiendo que en este conturbado panorama nacional e internacional, Ella conceda ánimo a sus hijos, confunda a sus enemigos y apresure la hora del cumplimiento de lo que nos prometió en Fátima: “Por Fin Mi Inmaculado  Corazón Triunfará”.

 

Credo; pasado, presente y futuro de Chile.

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.