La revolución de los mediocres

5 707

La característica que define mejor al mediocre es que se contenta con aquello que está más a su fácil alcance. El famoso “así no más está bien”

Por eso mismo el mediocre siempre tiene rabia del que está más allá de la medianía, del que se esfuerza por alcanzar una perfección más alta. Para el mediocre, quien busca la perfección es un ambicioso, un egoísta y un generador de desigualdades que se trata de destruir.

Lo que el mediocre no nota, o finge no notar, es que, cuando él acabe con todas las superioridades que están por encima de su pobre persona, automáticamente él mismo pasará a ser, a los ojos que están debajo de su mediocridad, un “perfecto” que se tratará de destruir.

Así ocurre siempre con la revolución de los mediocres. Ellos creen que acabarán con lo superior, con las élites, y que todos pasarán a ser mediocres como él. No quieren darse cuenta que al mismo tiempo que les cortan la cabeza a los superiores, alimentan a toda clase de resentidos que están esperando para saltar encima de lo que quede mañana, apenas se acabe con los superiores de hoy.

Es lo que está ocurriendo en Chile. El Gobierno, que en su programa repite 93 veces las palabras igualdad y equidad, está pugnando por destruir todo lo que significa superioridad, en la educación, en el trabajo, en las rentas, etc. Piensa que así se alcanzará una razonable mediocridad para todos por igual.

La reforma educacional, iniciada con este criterio de “sacarles los patines” a los que los tienen ( en todo tipo de aspectos), para así conseguir que el conjunto estudie de modo mediocre, está mostrando los frutos de su prometida “calidad”.

Hace tres semanas, y amenaza prolongarse otras tantas,  el 50% las escuelas públicas están sin clases. Lo que significa que más de 2.838 colegios están sin poder atender el anhelo de los padres de que sus hijos puedan estudiar. Más aún, muchos de esos colegios les proporcionan a los alumnos el desayuno y almuerzo, y hoy esos alumnos no sólo no tienen educación, sino tampoco alimentación.

Al mismo tiempo, los profesores que se encuentran en paro no tienen ningún obstáculo en participar de mesas de diálogo con el Ministerio y parlamentarios, mientras salen a las calles para criticar a ambos poderes del Estado.

Por su parte, el ministro de Educación firmó esta semana un acuerdo con el CONES (consejo nacional de estudiantes secundarios) por el cual se compromete a la estatización de todos los colegios municipalizados y a aceptar los Consejos educacionales resolutivos, que serán una especie de pequeños soviets para dirigir la vida estudiantil.

2133009

A su vez los rectores de las Universidades que no pertenecen al Estado están reclamando, y con razón, el carácter discriminatorio del anuncio de gratuidad para la enseñanza superior, que no favorecerá  a los estudiantes más necesitados, sino exclusivamente a las universidades estatales sin consideración de su nivel académico.

En resumidas cuentas, aún sin estar en vigencia la Reforma Educacional, ya la mitad de los alumnos están sin clase. Los profesores en paro, las Universidades en alerta, y los padres de familia sin saber qué hacer.

Por querer “sacar lo patines” a quienes habían logrado una educación mejor, los mediocres generaron el caos. Todo lo cual constituye una burla de la calidad prometida.

***

Sin embargo, no por eso los mediocres se detienen en sus planes de acabar con todo lo que pueda significar superioridad. Por eso esta semana el ex presidente de la DC, senador Ignacio Walker, comentando que todos le preguntan “¿qué le pasó a Chile?”, dice que, a pesar de esta situación, lo peor sería echar pie atrás en las reformas que promueven la anhelada igualdad para todos.

Por su parte el Presidente del PPD, que considera a su vez a la DC como muy exigente de “matices” y, en cuanto tal, es una mediocridad para abatir, sale en medio de los escombros producidos por su retroexcavadora para exigir la Nueva Constitución.

Y, al final de la lista de los mediocres, el PC, que considera a su vez, al PPD como un partido burgués, piensa que se debe eliminar cualquier garantía constitucional a la propiedad privada, porque ella sería un robo…

señooor

Pero, no se piense que cuando lleguemos a lo que hoy el PC quiere, será el final de este proceso, pues habrán surgido otros mediocres que mirarán a los miembros del PC como unos gerentócratas que hay que destruir.

Así, sólo cuando no quede piedra sobre piedra del Chile auténtico, cristiano y fuerte, los mediocres se darán por atendidos.  Habrán cumplido con su objetivo.

***

Un ejemplo de anti mediocridad es la actitud del cabo Lemun, joven de 29 años, quien perdió su visión por los perdigones lanzados en su rostro a seis metros de distancia disparados por agitadores terroristas del sur que obviamente no fueron detenidos.

horrible

El cabo Lemun se mantiene en la institución y se prepara a continuar su trabajo, sin vista, a través de cursos que está recibiendo en Carabineros. Consultado por la prensa para dar una entrevista, no quiso atender por miedo a represalias contra sus familiares, que viven en la zona de la Araucanía.

Dos Chiles, dos mentalidades, dos futuros. Es necesario escoger.

© Credo Chile

 

 

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.