Los socialistas latinoamericanos se agitan

0 119

Las recientes elecciones presidenciales del Continente, en las cuales resultaron electos los candidatos de centro derecha, han constituido un verdadero “balde de agua fría” para una izquierda socialista “bolivariana”.

Sin embargo, el “balde” no consiguió enfriar las solidaridades ideológicas de los socialistas continentales. Al contrario, en esta semana quedó al descubierto cuan vivas y actuantes están varias de ellas.

Vamos a los hechos.

Carta de Bachelet y su equipo en favor de Lula

Quien ocupó la Primera Magistratura de una nación, máxime quien lo hizo en dos oportunidades, debe mantener una posición distante de los asuntos que no digan relación al ámbito de su propio país.

Violando todas estas prácticas de sana convivencia internacional, la ex Presidente Bachelet consideró oportuno criticar al Poder Judicial brasileño, afirmando que el fallo judicial contra el ex Presidente Lula, que lo condenó a 12 años de cárcel, “está privado de un sustento jurídico consistente.” de lo cual, obviamente, no dio prueba alguna.

En la declaración, la ex presidente, junto a sus ex funcionarios de Gobierno y miembros de los partidos que la llevaron a la presidencia, exigieron que Lula sea candidato a las próximas elecciones presidenciales.

Tal intromisión en política exterior no puede dejar de ser vista como una especie de “revancha” ante los fracasos electorales que han sufrido y, al mismo tiempo, significa una señal de cuánto las alianzas del “socialismo bolivariano” se mantienen vigentes.

Silencio ante la matanza de opositores en Nicaragua

Los mismos personajes que, con total despropósito, se manifiestan sobre la situación del Brasil, mantuvieron un absoluto silencio con relación a los más de 300 muertos que en estos mismos días se produjeron en Nicaragua, por la acción de paramilitares a sueldo del Gobierno sandinista de Ortega y de su “compañera” Rosario Murillo.

El silencio se explica por el hecho de que Ortega y Murillo pertenecen al “círculo de hierro” del socialismo bolivariano. Por eso mismo,  el hecho de que ya lleve cinco mandatos consecutivos, y mantenga el control de todo el aparato estatal de esa nación, no constituye para la Sra. Bachelet y sus asociados la más mínima preocupación. Basta, para ella, que sea un socialista, para que la autenticidad democrática y el respeto de los derechos humanos de la población estén totalmente garantizados.

 Sorprendentes declaraciones sobre el aborto

Otro de los notorios miembros del club bolivariano es el ex presidente Rafael Correa de Ecuador, quien después de tres mandatos, intentó teledirigir al  sucesor Lenín Moreno. Tal fue la presión ejercida sobre Moreno, que éste tuvo que convocar a un plebiscito para acabar con el co-gobierno que Correa le quería imponer y terminó rompiendo con los países del Alba.

La hoja de servicios a la causa del bolivarianismo de Correa, fue suficiente para que la Sra. Bachelet no dudara en atender un pedido de entrevista del ex presidente y ahora periodista. En la referida entrevista Bachelet da a conocer sus verdaderas intenciones a propósito del aborto: “Soy médico, así que tengo una opinión mucho más abierta, pero eso fue lo que políticamente fue posible”. ¿Cómo podría una mujer votar, ser electa y no poder decidir sobre su propio cuerpo? No puede haber doble estándar. O tienes autonomía propia para tus decisiones, o es nuevamente discriminar a las mujeres”.

Parlamentarios de RN hicieron ver que tales declaraciones muestran las verdaderas intenciones de la ex presidente y de los partidos que la acompañaron con relación al aborto. Es decir, llegar al aborto libre, seguro, gratuito y legal.

Dos “elefantes blancos”

En medio de este panorama, quedaron como testimonios de un pasado planificador socialista dos edificios. Uno la sede de la Unasur en Quito, que después de tres años de inversiones faraónicas y mal funcionamiento, termina como sede de una Universidad. El otro es el edificio de la Unctad, construido por Allende para mostrar las realizaciones de la UP y que acaba de ser declarado “inhabitable” por el Ministerio de Bienes Nacionales.

Estas moles de cemento, bien llamadas de “elefantes blancos”, son mudos representantes de un pasado fracasado y, quizá, de una pesadilla futura.

Todos estos hechos evidencian una realidad no siempre tan claramente develada. Los socialistas de América Latina están organizados y se preparan para volver.

 

Credo: pasado, presente y futuro de Chile

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.