¡El senador Navarro no puede seguir en su cargo luego de sus declaraciones sobre Venezuela!

Alguien que rinda culto al más despiadado dictador del continente no debería estar en un cargo que vele por los derechos humanos.

¡Que llegue a la comisión de DDHH!


Sres. Miembros de la Comisión de DDHH del Senado: Adriana Muñoz D`Albora, Jacqueline Van Rysselberghe Herrera, Felipe Kast Sommerhoff, Juan Ignacio Latorre Riveros.

Hay ciertas situaciones que no sólo ensucian la imagen del culpable sino también la de quienes lo rodean. 


Es precisamente el caso de la Comisión de DDHH del Senado, presidida por el Senador Navarro y que Ud. integra.


Es absolutamente impresentable que quien preside esa Comisión haga alarde del más olímpico desprecio por los DDHH del pueblo venezolano; rinda culto al mayor y más despiadado dictador del Continente; se ría de la Constitución Nacional y pretenda entregar parte del territorio soberano de Chile a su amigo Morales de Bolivia. 


Si la Comisión de DDHH, a pesar de todos estos antecedentes públicos y notorios, dados a conocer en el pasado Foro de San Pablo, mantiene en calidad de Presidente a un sujeto con este currículum, no sólo se deshonra delante de los chilenos sino que, peor aún, se hace cómplice de esas declaraciones y actitudes.


En efecto, si el Sr. Navarro continúa en su cargo, querrá decir que la referida Comisión de DDHH del Senado no toma en serio lo que quiere decir DDHH y tampoco su propio rol de legisladores.


 Por lo anterior, vengo a hacerle presente la necesidad urgente de que Ud., como miembro de ella, exija la destitución inmediata del Senador Navarro como Presidente y la convocatoria para una nueva directiva. 

Credo, pasado y futuro de Chile.

Por un Chile autentico, cristiano y fuerte.

Logo