Almorzando materialismo histórico

0 291

La entrevista publicada por un diario capitalino al asesino del Senador Jaime Guzmán dio mucho que hablar. En realidad no es común conocer las crisis y los cuestionamientos de los comunistas pues, visto de fuera, pareciera que ellos constituyen un solo bloque.

¿Qué dijo el terrorista Palma Salamanca?

Ninguna retractación, ni sombra de arrepentimiento, ni menos un pedido de perdón a las familias de sus víctimas. Pero sí, una profunda crítica al sistema comunista del cual él fue un peón, un poco como un psicoanálisis freudiano…

Los primeros enjuiciados por Palma Salamanca son sus padres: “Con el tiempo, he responsabilizado mucho a mi medio familiar, su visión de las cosas del mundo y de la vida. Hubo una determinación por el tiempo histórico que nos tocó vivir y, por otra parte, una determinación familiar. Madre comunista, dos hermanas comunistas. Se almorzaba materialismo histórico y se cenaba materialismo dialéctico”.

El ex guerrillero no atina a encarar que fue su connivencia con la formación comunista recibida la que hizo de él el asesino que quiere olvidar.

En segundo lugar, y quizá lo que produjo más molestia entre sus antiguos compañeros de armas, fue su crítica al PC. “Esa cosa cerrada y obtusa de los comunistas es muy dura. La detesto. Es ideológicamente intolerante y autoritaria. Muchos de quienes se sumaron a su causa, estaban movidos por buenos sentimientos, pero el partido los utilizó. Yo terminé con todo eso hace mucho tiempo”.

Por último, otro aspecto importante de sus declaraciones es la constatación de un comunismo “duro” que aún continúa vigente en Chile: “Los chilenos de aquí son bien comunistas y absorbentes. Me han acompañado y apoyado mucho, es cierto, y se los agradezco, les debo mucho, pero me agarraron de Patito Donald, de causa perdida y llorona”.

Obviamente que a los comunistas estas declaraciones “desengañadas”, pero no de un converso, causaron profundo disgusto. Es como si el Che Guevara hubiera declarado, antes de ser muerto en Bolivia, que él aspiraba a volver a ejercer de médico en la Argentina y que la revolución castrista no pasaba de un mito.

Pero hay otras lecciones importantes que se pueden sacar de estas declaraciones.

En primer lugar el hecho de que en el PC, los medios violentos o pacíficos, son un tema de mera estrategia. Ellos pueden tomar unos u otros con la misma naturalidad con que se pueden presentar a una elección parlamentaria.

En segundo lugar, a pesar de que ambas son igualmente “buenas”, los comunistas continúan admirando a los que tomaron o siguen tomando las violentas. Prueba de ello es que a pesar de las críticas al comunismo de hoy, formuladas por Palma, el presidente de las JJCC declaró: “no le cuestionamos, al contrario, respetamos su aporte, lo reconocemos. Porque no hay que perder de vista que fueron cientos de jóvenes chilenos que se jugaron su pellejo. Por eso, nuestro reconocimiento no cambia”.

Cuando el Partido Comunista declara su admiración a asesinos que en plena vigencia del sistema democrático representativo asesinaron a un Senador, están demostrando que en cualquier circunstancia que ellos consideren oportunas, podrán volver a las mismas andanzas.

Por último, es lógico pensar que así como Palma Salamanca dice haber sido “determinado” por su entorno familiar e histórico, hoy muchos de quienes están siendo adoctrinados por el mismo Partido, y continúan “almorzando materialismo histórico”, constituyen en potencia engendros de subversivos.

No es por nada que los comunistas continúan apoyando los atentados violentos de la Araucanía y continúan impertérritos alabando a uno de los últimos vástagos de Cuba, el régimen dictatorial de Maduro.

Todo lo anterior, nos obliga a mantener la vigilancia frente este virus ideológico, catalogado por la Iglesia como “intrínsecamente perverso” y al cual el Papa Benedicto XVI llamó con precisión, “La vergüenza de nuestro tiempo”.

Credo; pasado, presente y futuro de Chile.

 

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.