60 años de la revolución cubana, los DDHH y el “negacionismo”

0 190

La semana pasada convergieron tres hechos que, analizados en su conjunto, muestran una curiosa realidad. Y un cuarto que nos deja una amarga pregunta.

1.- 60 años de la Revolución cubana

El primero de ellos fue el festejo, con fondos municipales, organizado por el alcalde de Valparaíso, de los 60 años de la revolución cubana. En la ocasión se “celebró la hazaña” que la revolución comunista esté aún vigente. La misma que destruyó la vida, la propiedad y las esperanzas de tres generaciones de cubanos en la desgraciada isla.

A las mismas conmemoraciones se sumaron el PC y diversos partidos de izquierda. La DC, por su parte, se omitió de realizar una condenación proporcional.

¿Qué fue lo que llevó a esos sectores políticos de izquierda a celebrar que por 60 años una nación no tenga libertad para entrar o salir, la religión esté sometida a los dictámenes del Estado, sus ciudadanos no puedan formar patrimonio con el fruto de su trabajo, no puedan elegir a sus representantes fuera del partido único, etc., etc.?

En 60 años no hay excusas ni atenuantes que expliquen la miseria cubana. Si ellos lo celebran es porque consideran que ese sistema, con esos frutos, es el ideal para el cual deben tender todas las naciones, comenzando por Chile.

Obviamente que si se festejan los 60 años de la revolución cubana es porque se coincide con ella en sus causas y en sus efectos.

2.- Los DDHH

Lo anterior constituye una prueba de que quienes “festejaron” ese fatídico aniversario, consideran que la violación de los derechos de pueblo cubano, no son una violación de los DDHH.

Lo que no se puede explicar sino por la adhesión a una ideología marxista que intentó adueñarse de Chile en la década de los 60’ y 70’.

En efecto, los ancestros ideológicos del alcalde de Valparaíso y cia., proponían en la época una revolución “a la cubana”, la cual debía ser impuesta por “todos los medios”, con una opción preferencial por la violencia.

Es un hecho incontrovertible que las medidas aplicadas durante el gobierno de la UP, los discursos del PS y del PC y de sus “compañeros de ruta” de la izquierda católica, reclamaban unánimemente la cubanización de Chile.

En este sentido se puede afirmar que el único periodo histórico en que oficialmente se propuso la negación de los derechos de las personas, fue precisamente en el período en que las izquierdas -de todos los matices- gobernaron al País.

3.- Negacionismo

El proyecto del negacionismo que se ventila en el Congreso considera exactamente lo contrario de lo expuesto. De acuerdo a los parlamentarios que lo proponen, fue sólo en el período posterior a la UP que se negaron los DDHH.

Sin embargo, los hechos delictivos que ocurrieron post 73’ no fueron nunca un objetivo declarado por las autoridades gubernamentales, ellos fueron debidamente condenados por la justicia y sus autores se encuentran cumpliendo penas aflictivas.

En conclusión, si se trata de sancionar el negacionismo se debe comenzar por quienes nieguen la evidencia de los hechos; a saber:

1.- Que fue el PS, el PC, el Mapu, la IC, el MIR, los “Cristianos por el socialismo”, etc. quienes promovieron la implantación de un modelo cubano, cuyos frutos son la negación de todos los DDHH;

2.- Que para la obtención de ese objetivo promovieron y emplearon oficialmente el uso de la violencia;

3.- Que pasados 60 años y delante del fracaso estruendoso del “modelo” cubano propuesto, ellos no sólo continúan postulando lo mismo, sino que festejan la miseria en que yace a la infeliz nación cubana.

Sólo cuando sea delito de cárcel negar lo anterior, se podrá discutir el negacionismo de la violación de los DDHH ocurridos en el Gobierno Militar, pues no se puede poner en igualdad la violencia del agresor con los excesos del agredido.

4.- Un hecho inexplicable.

De acuerdo con información de prensa (Periodista Digital), la página web oficial de noticias del Vaticano, (Vatican news) posteó el 1° de enero la siguiente nota: “Cuba celebra 60 años de la Revolución. El histórico aniversario se celebró con una ceremonia oficial en la que participaron el ex jefe de Estado y líder del Partido Comunista cubano, Raúl Castro, junto al actual presidente Miguel Díaz-Canel“.

Al parecer, las reacciones contrarias al comentario casi elogioso del Vaticano por parte de los católicos cubanos fueron tan clamorosa, que al día siguiente ella fue retirada de la página web. Sin embargo, no por eso la diplomacia Vaticana echó paso atrás. Pocos días después envió a un representante oficial a la asunción del nuevo mandato de Maduro, calificado por los mismos Obispos venezolanos como “ilegítimo e inmoral” y títere de los dictadores cubanos.

¿Puede Ud. entender esta actitud de la Santa Sede?

Credo; pasado presente y futuro de Chile

 

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.