Grandeza, Mansedumbre e Intransigencia

0 227

Intransigencia en la mirada de un Santo

en la lucha contra los enemigos de la Iglesia

SAN PIO X, su mirada parece escrutar las grandes tempestades y los profundos abismos que la Santa Iglesia enfrentaría en el futuro. La grandeza de su mansedumbre y caridad se completaban armónicamente con la intransigencia a la hora de enfrentar a los enemigos de Cristo: “Lo que sobre todo exige de Nos que rompamos sin dilación el silencio, es que hoy no es menester ya ir a buscar los fabricadores de errores entre los enemigos declarados; se ocultan, y ello es objeto de grandísimo dolor y angustia, en el seno y gremio mismo de la Iglesia, siendo enemigos tanto más perjudiciales cuanto lo son menos declarados.

“Hablamos, Venerables Hermanos, de un gran número de católicos seglares y, lo que es aun más deplorable, hasta de sacerdotes, los cuales, so pretexto de amor a la Iglesia, faltos en absoluto de conocimientos serios en Filosofía y Teología, e impregnados, por el contrario, hasta la medula de los huesos, con venenosos errores bebidos en los escritos de los adversarios del Catolicismo, se presentan, con desprecio de toda modestia, como restauradores de la Iglesia, y en apretada falange asaltan con audacia todo cuanto hay de más sagrado en la obra de Jesucristo, sin respetar aun la propia persona del Divino Redentor, que con sacrílega temeridad rebajan a la categoría de puro y simule hombre” (Encíclica “Pascendi Domini Gregis”).

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.