Entre la luz y las tinieblas la armonía es imposible

0 280

Una verdad especialmente olvidada en estos tiempos de relativismo que vivimos

Sin títuloEstán, pues, gravemente equivocados los que creen posible y esperan para la Iglesia un estado permanente de plena tranquilidad, de prosperidad universal, y un reconocimiento práctico y unánime de su poder, sin contradicción alguna; pero mucho peor es el error de aquellos que se engañan pensando que alcanzarán esa paz efímera mediante la disimulación de los derechos e intereses de la Iglesia, sacrificándolos a intereses privados, disminuyéndolos injustamente, complaciendo al mundo, “que está todo puesto bajo el maligno” (1 Jn. 5, 19), con el pretexto de captar la simpatía de los fautores de novedad y atraerlos a la Iglesia, como si fuera posible una composición o acuerdo entre la luz y las tinieblas, entre Cristo y Belial.

Es ésta una alucinación tan vieja como el mundo, pero siempre actual y que durará mientras haya soldados cobardes que depongan las armas a la simple presencia del enemigo, o traidores que pretendan a todo costo hacer las paces con el enemigo, que es el enemigo irreconciliable de Dios y de los hombres.
________________________________________
Papa San Pío X, Encíclica Communium Rerum, del 21 de abril de 1909.

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.