Ley natural y el Decálogo

0 458

Padre Miguel Rivilla San Martín

 

Para que el ser humano lleve un comportamiento ético y moral correcto en su vida, necesita tener, ante todo, ideas claras. Ellas aquí sintéticamente expuestas:

 

1– Toda persona racional, de la cultura, religión, tiempo, edad y condición que sea, está sujeta y siente en sí mismo el imperativo de la ley natural, impresa en su interior “haz el bien y evita el mal”; “no hagas a otro lo que no quieras te hagan a tí”.

 

2– El Decálogo engloba y especifica la ley natural con sus 10 preceptos. Objetivamente hay una sola Ley de Dios —revelada a Moisés por el único Dios vivo y verdadero— que obliga por igual a todos los hombres de todos los tiempos.

 

3– Hay otras religiones no reveladas que pueden tener leyes que obligan subjetivamente a sus fieles. Su cumplimiento dependerá de la conciencia personal de cada uno.

 

4– Los mandamientos son preceptos de la ley natural, impresos en el alma, incluso de los ateos, que se sienten heridos si se les llama mentirosos o ladrones.

 

5– Las cosas no son malas porque Dios las prohíbe, sino que Dios las prohíbe porque son malas.

 

6– La moral católica no solo obliga a los católicos; obliga a todos los hombres, pues se basa en la ley natural. Todo hombre, católico o no, está obligado a no matar, no robar, no explotar ni calumniar al vecino.

 

7– Hay mandamientos exclusivos de los católicos como ir a misa los festivos y practicar los sacramentos.

 

8– La ley del Dios único y verdadero, es inmutable y universal.

 

9– Para salvarse hay que guardar todos y cada uno de los mandamientos.

 

10– El incumplimiento del decálogo conduce al caos del individuo, de la familia, de la sociedad y del mundo. “El hombre se convierte en lobo para el hombre” (Hobbes).

 

Fuente:

Church Forum www.churchforum.org

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.