¿Cómo los lisiados o dementes dan gloria a Dios?

0 401
02
San Lorenzo con los pobres, Fray Angélico, siglo XV — Capilla Niccolina del Vaticano

Pregunta

¿Por qué existen personas que nacen dementes o parapléjicas, y viven en total dependencia de otros?

Respuesta

Se trata aquí de los insondables designios de la Providencia, a los que el hombre no siempre consigue entender. ¿Cómo estas personas dan gloria a Dios? En lo que se refiere a los dementes de nacimiento, ellos dan gloria a Dios por el mero existir, por haber sido creados por Dios. Ellos reflejan de algún modo al Creador, pues todo hombre fue hecho a su imagen y semejanza. Si tal demente, además, fuese bautizado, será un heredero del Cielo, donde —después de la resurrección— completamente sano y en el esplendor de la “edad de Cristo”, irá a reinar junto con los ángeles y santos, contemplando a Dios por toda la eternidad.

De otro lado, estas personas dementes ayudan a sus padres, parientes, conocidos, por su paciencia y conformidad, a amar más a Dios y no dejarse llevar demasiado por las ilusiones y atractivos de este mundo.
En el caso de los lisiados, además de lo ya dicho, dan gloria a Dios por todos sus actos de piedad, y sobre todo por la paciencia con que acepten la pesada cruz que deben cargar. Si es pesada su cruz, la gracia divina será también abundante, para que tengan fuerzas para cargarla y conquistar muchos méritos para el Cielo.
No debemos nunca olvidarnos que los pobres, los enfermos, en fin, aquellos que sufren, son predilectos de Dios. Si ellos no existiesen la Tierra sería menos completa, pues impediría que una serie de virtudes como la compasión, la caridad, la paciencia, etc., fuesen practicadas, no sólo por los enfermos y por todos los que sufren, sino también por todos aquellos que la Providencia divina pone en sus caminos.

La Palabra del Sacerdote
Tesoros de la Fé No 41

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.