Por qué 209 mil hectáreas de coca representan el más peligroso legado de Juan Manuel Santos

6

Si la tendencia se mantiene, no sería una sorpresa que en los meses siguientes, el país experimente una nueva acometida terrorista de grupos narcotraficantes, contando con capital proveniente de los procesos de comercialización del alcaloide.

Las 209 Mil hectáreas de coca confirmadas hace pocas horas por la principal agencia antidrogas de los Estados Unidos, representaría el más peligroso legado que Juan Manuel Santos ha dejado a la historia de Colombia. En concreto, el retroceso acometido por el presidente Santos ha sido tan grande, que harían falta más de 8 años para volver a la tendencia estimada cuando él recibió el país, sin las FARC en el congreso, y sin la izquierda radical demandando acciones políticas e impunidad.

Los nuevos datos, adicionalmente, ha generado ya una reacción diplomática encabezada por la Casa Blanca, cuya administración de Donald Trump identifica a Juan Manuel Santos como el principal responsable, y en cabeza de su vocero manifestó:

“Aunque los esfuerzos de erradicación de Colombia mejoraron en 2017, se vieron superados por la aceleración de la producción. El Gobierno de Colombia debe hacer más para afrontar este aumento. Esta fuerte trayectoria al alza es inaceptable”

La información suministrada por la Oficina de Control Antidrogas de los Estados Unidos, plantea un antes y un después en la historia latinoamericana. Concretamente, a la fecha, la cantidad de drogas que hoy está plantada en Colombia, supera con creces todas las estadísticas históricas del país, y se convierte en el punto de partida para el financiamiento de los nuevos grupos criminales y narcotraficantes en el territorio.

Según el comunicado de la ONDC: “Llegando a un récord nunca antes registrado, los cultivos de coca en Colombia aumentaron el 11 por ciento, desde 188.000 hectáreas en 2016 hasta 209.000 hectáreas en 2017”

Agregando: “La producción potencial de cocaína pura también aumentó el 19 %, desde las 772 toneladas métricas en 2016 hasta las 921 toneladas métricas en 2017”

Así las cosas, la alarma internacional ocasionada por el elevado consumo, producción, comercialización y trafico general de cocaína colombiana en el Mundo, pone de nuevo a Colombia, después de más de 20 años de lucha anti-droga, en el ojo del huracán, de la humillación y la irresponsabilidad.

La notoria ausencia de Santos en profundizar los procesos de fumigación, y someter a la justicia a las redes del narcotráfico en el país, ponen en aprietos la administración de Iván Duque, y plantean el más profundo deterioro de dominio territorial en la historia del país.

Si la tendencia se mantiene, no sería una sorpresa que en los meses siguientes, el país experimente una nueva acometida terrorista de grupos narcotraficantes, contando con capital proveniente de los procesos de comercialización del alcaloide.

 

Fuente:

http://www.elnodo.co/SANTOScocaina

Cargando Comentarios de Facebook...

Leave A Reply

Your email address will not be published.