ONU y derechos humanos en Venezuela

0 55

La crítica situación por la que atraviesa Venezuela ha comenzado a ver una luz de esperanza, luego de que la mayoría de los países de la región -incluyendo Estados Unidos y Canadá-, así como algunas potencias europeas, hayan reconocido como legítimo presidente del país al diputado de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, hecho que ha logrado crear una presión internacional sin precedentes hacia el régimen chavista.

Si bien es temprano para vaticinar que el gobierno de Nicolás Maduro vive sus momentos finales -el régimen, de hecho, sigue respaldado por las Fuerzas Armadas, y aún controla todo el aparato administrativo y judicial-, el haber brindado reconocimiento a las autoridades legítimas era indispensable, porque marca un quiebre definitivo con la actitud zigzagueante que se había mantenido hasta ahora respecto de Venezuela, permitiendo enfocarse en la necesidad de presionar para poner fin por vías pacíficas al régimen dictatorial.

Frente a la devastadora crisis económica y humanitaria que atraviesa Venezuela, además de la violenta represión que se ha dejado sentir sobre las fuerzas opositoras, distintas voces tanto en Venezuela como en el concierto internacional han solicitado que la expresidenta Michelle Bachelet, en su calidad de Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, visite el país y condene categóricamente al régimen. Por ahora, la exmandataria ha optado por la cautela, abogando por una solución política pacífica. Si bien ella calificó la situación de “muy preocupante”, el Alto Comisionado ha descartado una visita al país, ya que no están las condiciones para asegurar que dicha visita pueda ser fructífera.

En el actual estado de cosas no hay razones para que el brazo de la ONU encargado de velar por los DD.HH. eluda condenar en este momento al régimen y su sistemática violación de garantías fundamentales, en especial cuando informes del propio Alto Comisionado (junio 2018) ponen de relieve un sinnúmero de ejecuciones extrajudiciales y la impunidad en que se encuentran, antecedentes suficientes para denunciar la crisis y ayudar a crear conciencia sobre la necesidad de superarla cuanto antes.

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.