La estrecha relación entre las guerrillas colombianas y Nicolás Maduro

0 8

El Espectador                                                          7 septiembre 2019

Una investigación de la Revista Semana reveló que el gobierno venezolano estaría asistiendo y protegiendo a los movimientos guerrilleros colombianos desde hace tiempo en su país. En contraprestación, los insurgentes estarían ayudando al chavismo haciendo reportes de inteligencia.

Después de varias semanas de relativa calma, las complejas relaciones entre Colombia y Venezuela volvieron a agitarse. El anuncio de Iván Márquez de conformar un nuevo movimiento insurgente, que se presume fue grabado en territorio venezolano, reavivó las tensiones entre ambos países. Iván Duque, presidente de Colombia, acusó a su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, de apoyar a este y otros grupos guerrilleros. El gobernante venezolano, por su parte, se defendió y dijo que él no tenía nada que ver.

Sin embargo, una investigación realizada por la Revista Semana indicaría todo lo contrario. La publicación colombiana tuvo acceso a un gran número de documentos e informes de inteligencia venezolanos, emitidos por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y la Fuerza Armada Nacional Venezolana (Fanv), que evidenciarían la estrecha relación entre las guerrillas colombianas y el gobierno de Maduro en Venezuela. Según Semana, los documentos no solo revelan la protección que el gobierno venezolano le ha brindado a los exjefes de la extinta guerrilla de las FARC, sino también al ELN.

Uno de los documentos más reveladores es un memorando firmado por el almirante Remigio Ceballos, comandante estratégico operacional de las Fuerzas Armadas de Venezuela, en el que presuntamente ordena al Ejército Bolivariano, a la Guardia Nacional Bolivariana y a la Milicia Bolivariana a que eviten enfrentarse con “los grupos rojos”, que de acuerdo con Semana sería el nombre en código de las guerrillas colombianas.

En ese mismo memorando, revela la revista, Ceballos ordena suministrarles ayuda y capacitación a los movimientos guerrilleros, algo que demostraría que los venezolanos tienen pleno conocimiento del paradero de los guerrilleros colombianos. De hecho, el documento tiene fecha del 10 de agosto de 2019, dos semanas antes que MárquezSantrichel Paisa, Romaña, anunciaran la creación de un nuevo movimiento insurgente.

Otra de las graves denuncias que hace Semana tiene que ver con un documento que mostraría la forma de retribución de las guerrillas para con el gobierno de Maduro. Según la investigación, los movimientos colombianos estarían asistiendo a la administración venezolana en la elaboración de planes en los que analizan puntos estratégicos de la infraestructura colombiana, así como instalaciones gubernamentales, militares, puertos, aeropuertos, puentes y carreteras.

De este documento, dice Semana, preocupa el grado de detalle de información que tendría el gobierno de Maduro sobre los puntos estratégicos de Colombia, así como una directriz que ordena otorgarle entrenamiento y capacitación a los guerrilleros en los estados de Zulia, Apure, Amazonas y Mérida. Según la revista, esta información demostraría que la administración chavista es consciente, desde hace tiempo, de la presencia de estos grupos en su país.

Una vieja sospecha

Para el presidente Iván Duque, el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos y el comandante de las Fuerzas Armadas, el general Luis Fernando Navarro, el papel de Venezuela en el rearme de Iván Márquez y sus hombres, así como en la expansión del ELN por la frontera, ha sido clave. Ceballos ha dicho que este nuevo grupo guerrillero está siendo apoyado por el gobierno de Nicolás Maduro. Fuentes de inteligencia militar apoyan esta teoría pues saben que en ese país habitan por lo menos el 46% de las disidencias de las FARC y del ELN.

De acuerdo con Navarro, en territorio venezolano se encuentran aproximadamente 1.100 guerrilleros del ELN, un poco menos de la mitad de la fuerza total del movimiento, que se calcula oscila entre los 2.200 y 2.300 combatientes. También se presume que muchos de los miembros de la guerrilla en ese país son jóvenes venezolanos que han sido reclutados en los últimos meses.

De hecho, según un informe de la ONG venezolana Fundaredes, el ELN sería la guerrilla con mayor presencia en el país con ocho frentes, distribuidos en 12 de los 23 estados de ese país. Le seguirían seis frentes de disidencias de la ex-FARC y cuatro del EPL para un total de 18 grupos insurgentes colombianos en Venezuela.

Otro reporte, esta vez realizado por el International Crisis Group, reveló por su parte que redes delictivas y grupos armados ilegales como la guerrilla colombiana del ELN han apostado a la minería ilegal, cruzando el río Orinoco en busca de oro y otros preciados metales para llenar sus arcas y controlar la mayoría de pueblos mineros.

Los tres principales pueblos venezolanos que limitan con Colombia a lo largo del río Orinoco: Puerto Páez (estado de Apure), Puerto Ayacucho y San Fernando de Atabapo (ambos en el estado de Amazonas) cuentan con una fuerte presencia del ELN, mientras que los disidentes de las FARC del Frente Acacio Medina controlan el área de Puerto Colombia-San Felipe, en el lado colombiano del río Negro. Las vacunas son su medio de sustento. Desde el gobierno del expresidente Álvaro Uribe (2002-10), Colombia ha señalado a su vecino de proteger a guerrilleros y narcos. Caracas, que en febrero rompió relaciones con Bogotá, niega esas versiones.

De hecho, el presidente Iván Duque, tras el anuncio de Márquez de volver a la guerra, anticipó que denunciará al gobierno de Nicolás Maduro ante la Asamblea General de las Naciones Unidas por supuestamente patrocinar y proteger a “terroristas colombianos” en Venezuela.

https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/la-estrecha-relacion-entre-las-guerrillas-colombianas-y-nicolas-maduro-articulo-879981

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.