Estudiantes católicos de Australia piden a sus obispos que rechacen inequívocamente la ordenación de mujeres.

0 42

En el período previo a la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal de Australia, la principal organización de estudiantes católicos del país ha publicado una carta abierta. En la misma llaman a sus pastores a profesar la enseñanza de la Iglesia Católica y a rechazar, sin ningún tipo de peros, la ordenación de mujeres como sacerdotes.

CNAd/InfoCatólica 21/07/20

Según los estudiantes, los obispos en Australia están – como en Alemania y en otros lugares – bajo la presión de voces influyentes en los medios de comunicación y en la política que exigen la ordenación de mujeres como sacerdotes. Deliberadamente confunden el sacramento de la ordenación con la responsabilidad secular.

«En muchas de las propuestas presentadas a la Plenaria se ha hecho la encomiable recomendación de integrar mejor a la mujer en las estructuras de gobierno existentes de la Iglesia», dice la carta, firmada por más de 200 estudiantes y ex alumnos afiliados a la Asociación de Estudiantes Católicos de Australia (ACSA). El principal firmante fue el presidente de ACSA, Alexander Kennedy.

«Con gran tristeza, sin embargo, encontramos que muchas propuestas exigían un cambio en la constitución de la propia Iglesia, aunque la misma fue determinada por Cristo», añadió.

«Proclamar a Cristo sin vergüenza»

En nombre de sus firmantes, la carta subraya: «Pedimos al Consejo Plenario y a los obispos de Australia que rechacen inequívocamente todas las demandas de ordenación de mujeres».

La Asamblea Plenaria está prevista para el 3-10 de octubre de 2021 en Adelaida (Australia del Sur), seguido de otra en Sydney del 4-9 de julio de 2022. Las fechas se han desplazado de su calendario original en octubre de 2020 y a mediados de 2021 debido a la actual pandemia de COVID-19.

La carta de los estudiantes y ex-alumnos afirma que apoyan plenamente el respeto por el papel que la mujer desempeña en la Iglesia pero, al igual que San Juan Pablo II y sus sucesores, no creen que este papel se extienda a la ordenación.

En cambio, «apoyan de todo corazón la integración de la mujer en funciones aún más destacadas en esferas como la teología sagrada, la comunicación, la evangelización y (en la medida en que los laicos puedan hacerlo) los niveles de adopción de decisiones».

La Vicepresidenta de ACSA Claudia Tohi declaró: «Esta carta expresa nuestro deseo de compartir a Cristo sin vergüenza, con claridad y con la ayuda de nuestros pastores».

«La verdad», dijo Tohi, «no está determinada por el estado de ánimo de cada época ni es un concepto puramente abstracto. La verdad es una persona, el Hijo de Dios, que dio su vida por la salvación de toda la humanidad».

El énfasis en la vocación de los laicos – como también se describe varias veces en el Concilio Vaticano II – es en cualquier caso «mucho más alentador para las mujeres que cualquier programa simbólico o lucha de poder que hemos visto en algunas de las sesiones plenarias», dijo Claudia Tohi.

«Conceptos erróneos sobre lo que quiere la juventud»

La carta también critica las ideas erróneas de ciertos grupos de presión sobre lo que los jóvenes quieren de la Iglesia.

«Los jóvenes quieren una relación auténtica con Cristo; esto no es posible lograrlo en un comité», dice la misiva. «Creemos que la verdadera reforma de la Iglesia no puede lograrse simplemente cambiando los recursos de un comité a otro, sino más bien mediante el redescubrimiento de la fe católica, la convicción basada en ella, el amor a la fe católica por parte de todos los católicos».

Al igual que en Alemania, varios medios de comunicación australianos han pedido exactamente lo que los estudiantes rechazan claramente, y que describen como «dilución de las verdades de la fe». Aquellos que quieran disolver la enseñanza, advierte la carta, alejarán aún más a la iglesia de «los jóvenes y la sociedad en su conjunto».

Con ello los estudiantes contradicen toda exigencia de correr tras los «signos de los tiempos» o incluso de malinterpretarlos como «fuente de revelación».

«¿Por qué alguien debería tomar en serio las enseñanzas y los misterios de Cristo y su Iglesia si sus miembros no lo hacen?», preguntan los estudiantes.

«Pedimos a la Asamblea Plenaria que vuelva a comprometer a la Iglesia en Australia con las verdades eternas del Evangelio, tal como han sido proclamadas por la Iglesia durante veinte siglos», concluye la carta.

https://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=38210

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.
¡Done ahora!