El futuro de Honduras

0 297

El futuro de Honduras O Estado de S. Paulo, 26 de maio de 2013 Mac Margolis

Xiomara Castro es la mujer y pretendida heredera política de Manuel Zelaya, otrora político conservador que se convirtió a la cartilla de Hugo Chávez, intentó prolongar su estadía em el palacio presidencial y compró pelea con el Congresso, la Justicia y el Ejército. Derribado en 2009, Zelaya fue echado fuera del país de pijama, pero volvió en la sordina, de sombrero Stetson y retomó el grito bolivariano con la anuencia del gobierno brasileño, cuya embajada en Tegucigalpa se transformó en refugio de sus seguidores.

Zelaya jamás se conformó com um solo mandato presidencial y hoy apuesta en su esposa para las elecciones de noviembre. Xiomara, la guerrera, no negó fuego. Como él, ostenta un vistoso sombrero de vaquero y um discurso abrasado. Ataca a las elites hondureñas, canta las cualidades del socialismo y promete convocar a una Asamblea Constituyente para reformar el Poder Judicial y alinear la Carta hondureña com el maniquí chavista.

Después de la salida de Zelaya, el país vivió un momento de catarsis. El alivio pasó y hoy Honduras se aproxima del infierno. Com 81,2 homicídios para cada 100 mil habitantes, es el país más violento del mundo. La economia también empeoró, con el déficit público llegando al 6% del PIB. Las libertades se encogieron: 15 periodistas fueron asesinados desde 2009. Contrariado por el Tribunal Supremo, Lobo removió cuatro jueces. Hoy, um tercio de los hondureños reprueba las instituciones nacionales y no apoya a la democracia. El retorno de la marca Zelaya garante el continuismo. Es el caudillismo casado, jugada aprimorada en Argentina, la excusa perfecta con la cual los populistas hacen uma zancadilla a la ley para perpetuarse em el Poder. Juan Perón y Evita. Néstor y Cristina Kirchner. Zelaya y Xiomara.

 

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.