Diputados que recurrieron la Ley del Aborto en 2010 reclaman al Tribunal Constitucional que se pronuncie.

0 106

Presentan un escrito al Constitucional porque “lleva diez años y medio de retraso, sin causa que lo justifique” y piden que dicte sentencia.

Religión Confidencial                                              17 12 2020

El Tribunal Constitucional de España junto al Rey Felipe VI

Un grupo de 24 diputados, de entre los que recurrieron ante el Tribunal Constitucional la ley del aborto el 1 de junio de 2010, presentó ayer ante el TC un escrito de petición urgiéndole a dictar sentencia ya.

Los firmantes recauerdan que el propio TC acordó, mediante Auto de fecha 14 de julio de 2010, dar “carácter prioritario a la tramitación y resolución del presente recurso”; y, sin embargo, diez años y medio después, el TC sigue sin dictar sentencia.

Este escrito se ha presentado como iniciativa personal de varios de los diputados recurrentes y algunas otras personas que no firmaron en su día por no ser diputados, pero participaron en la preparación del recurso de inconstitucionalidad, como el ex senador Luis Peral.

Lo hacen por su gran preocupación ante la dejación de funciones del TC y con el objeto de instar al Constitucional a asumir su responsabilidad de dictar sentencia.

Retraso de más de diez años

José Eugenio Azpiroz, uno de los ex diputados firmantes de esta petición al TC, ha dicho: “Nos parece escandaloso este retraso de más de diez años. La inactividad del Tribunal Constitucional supone ignorar al Parlamento, a los diputados que recurrieron y a todos los ciudadanos, en cuanto incumple su obligación de juzgar, de impartir justicia.”

Por su parte, Ángel Pintado, otro de los diputados que en su día firmaron el recurso y presente en la entrega del escrito, ha señalado: “Este Tribunal tiene entre sus funciones garantizar que todos los ciudadanos vean respetado su derecho a acceder a la justicia y a obtener una sentencia en plazo razonable sin dilaciones indebidas. El hecho de no resolver nuestro recurso pone en cuestión al propio TC, que, además, al haberle dado carácter prioritario a este recurso, está incumpliendo sus propias resoluciones.”

Viola tratados europeos 

La ex diputada Eva Durán ha recalcado: “Es inconcebible que un tribunal que habitualmente denuncia, como es su obligación, el retraso injustificado y la dilación indebida de otros tribunales, esté incurriendo en esas mismas prácticas con nosotros, negándonos nuestro derecho a tener una sentencia. Consideramos que diez años y medio es un periodo de tiempo que excede lo razonable y viola nuestros derechos constitucionales y lo previsto en los tratados europeos sobre derechos humanos.”

Luis Peral, miembro del equipo que preparó el recurso de inconstitucionalidad contra la Ley del Aborto de 2010 y que ha acompañado a los firmantes en la presentación ante el TC, ha recordado: “No encuentro justificación a una demora de más de diez años en un asunto de tanta trascendencia ética y social. El Tribunal Constitucional debe pronunciarse cumpliendo, con ello, el derecho a la tutela judicial efectiva”.

El grupo de antiguos diputados en su día recurrentes y hoy firmantes de esta petición al TC confían en que, atendiendo a esta petición, el TC dicte sentencia ya, sea cual sea el contenido de ésta.

Interponer recurso de amparo

Según ha expresado Azpiroz, si el TC no dicta sentencia en un breve plazo, analizaremos la posibilidad de interponer un recurso de amparo ante el propio TC o, incluso, acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos ante la denegación de justicia  que ahora requerimos con esta iniciativa”.
Por último recordaron que los recursos del 2010 contra la ley del aborto son los más antiguos que el TC tiene pendientes de sentencia (el siguiente más antiguo es del 2015); y que desde la fecha del recurso contra la “ley del aborto” declarado prioritario por el propio tribunal, el TC ha emitido 2.146 sentencias.

https://religion.elconfidencialdigital.com/articulo/iglesia-estado/diputados-recurrieron-ley-aborto-2010-reclama-tc-pronuncie/20201216223946040626.html

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.