Cardenal Zen: «Ha pasado un año entero desde mi visita al Papa y no he recibido ni una palabra de él».

0 61

NO SABE SI AL PONTÍFICE LE LLEGAN LAS CARTAS QUE LE MANDA

Hoy se ha cumplido un año desde que el cardenal Zen visitó al Papa para presentarle una dubia sobre algunos aspectos del acuerdo entre el Vaticano y la dictadura comunista china. El purpurado ha explicado en su blog y en las redes sociales que el Papa no le ha dirigido la palabra desde entonces.

InfoCatólica 6/7/20

DUBIA DEL CARDENAL SOBRE LAS DIRECTRICES DE LA SANTA SEDE

Cardenal Zen: «Se firma un texto contra la fe y se afirma que la intención es promover el bien de la comunidad»

El pasado 20 de junio la Santa Sede publicó un documento que pretendía ser una guía sobre la cuestión del registro civil del clero chino. La enorme desazón que ha causado en ellos ha motivado al Cardenal Zen a escribir una carta en forma de dubia.                                                                          InfoCatólica 8/07/19

Así empieza la carta del cardenal Zen:

En la tarde del 28 de junio, leí una declaración de la Santa Sede.  Soy obispo y cardenal.  No puedo aceptarlo en silencio.

El purpurado explica que tomó un avión a Roma el día 1° de julio. Y añade: Al mediodía del domingo, le entregué una carta dirigida al Papa al guardia de seguridad de la Casa Santa Marta, pidiéndole al Papa que nos dejara a mí y al autor de la declaración discutir la misma ante él.

No recibí una respuesta hasta las 4 pm del lunes. Escribí otra carta al Papa y se la entregué a un secretario privado. También adjunté una “dubia” a mi primera misiva. El secretario dijo que se había recibido la primera carta al Papa.

El martes por la noche, el director del Consejo de Estado del Papa me pidió que dijera que podía discutir mi dubia con el cardenal Secretario de Estado. Le dije: «Entonces no tiene sentido. No tengo absolutamente ninguna confianza en que reunirme con él tenga ningún resultado».

El miércoles por la noche me informaron que el Papa pidió que cenáramos juntos y que nos acompañaría el Secretario de Estado.

Es difícil discutir durante la cena. Hablamos sobre muchas situaciones en Hong Kong. En cuanto a la declaración, solo se lo mencioné al Papa en los últimos minutos. El Papa dijo varias veces: «Prestaré atención a este asunto». Es lo único que he traído de vuelta. También le entregué mi «dubia» al Secretario de Estado. Él no dijo nada en la mesa.

¿Valió la pena mi viaje? Esta es mi dubia.

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.