Aumenta presión internacional a Nicaragua

5

La Unión Europea le pide poner fin a la violencia y represión, mientras que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños pide elecciones libres. La ONU, por su parte, alerta sobre ley que criminaliza la protesta.

La alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, urgió hoy a Nicaragua a “poner fin inmediato” a la violencia, la represión y las detenciones arbitrarias y a respetar las libertades fundamentales. Mogherini informó en un comunicado de que ha escrito al ministro de Exteriores nicaragüense, Denis Moncada, “a la luz del deterioro de la situación en el país”.

Esta declaración de Mogherini se produce mientras están reunidos en Bruselas los cancilleres de la UE y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que en su declaración conjunta no hicieron mención a la situación en el país centroamericano. Mogherini enfatizó a su colega nicaragüense que la UE “espera un fin inmediato de la violencia, la represión y las detenciones arbitrarias y que se respeten las libertades fundamentales”.

La política italiana expresó igualmente sus condolencias por todas las víctimas de la violencia y pidió que sus responsables sean llevados ante la justicia y, los grupos armados irregulares, “desmantelados”.

Ante la decisión de todos los participantes en el diálogo nacional de invitar a organizaciones internacionales, incluida la UE, de asistir al proceso, Mogherini confirmó la disposición de la Unión para “acompañar y apoyar el proceso”, en particular a la comisión sobre democratización y asuntos electorales. Todo ello de cara a “las reformas necesarias y un proceso electoral completamente democrático y oportuno”.

La alta representante europea enfatizó que para que esto ocurra deben implementarse “todas” las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y poner en marcha de forma “efectiva” todas las comisiones acordadas, en particular, la Comisión de Verificación y Seguridad y las de Justicia y Democratización. Mogherini recordó que, entre tanto, para responder a las necesidades humanitarias inmediatas en el país, la UE ha proporcionado unos 300.000 euros para apoyar el acceso a cuidados sanitarios y transporte de los heridos por la violencia.

Además, el bloque comunitario a reforzado su apoyo a las organizaciones de defensa de los Derechos Humanos y “está también evaluando” cuál es el mejor modo de apoyar al grupo de expertos independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y al Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua que fueron establecidos recientemente en el país.

Mañana se cumplen tres meses desde que comenzaron las manifestaciones en Nicaragua, inicialmente contra la reforma de las pensiones y posteriormente evolucionaron hacia masivas protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega. La violencia ha dejado más de 350 muertos y 1.830 heridos.

Una ley que criminaliza la protesta

Mientras tanto, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunció este martes que la Ley sobre terrorismo, aprobada recientemente por el Parlamento de Nicaragua, pueda usarse para criminalizar la protesta pacífica. “El texto es muy vago y permite una amplia interpretación que podría provocar que se incluyera (en la definición de terrorista) a personas que simplemente están ejerciendo su derecho a la protesta”, afirmó en una rueda de prensa el portavoz de la Oficina, Rupert Colville.

La Ley contra el Lavado de Activos, la Financiación al Terrorismo y a la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva fue aprobada el pasado lunes e impone una pena de entre 15 a 20 años de prisión por el delito de “terrorismo”.

Colville puntualizó, además, que la ley fue aprobada por un Congreso “casi totalmente controlado por el gobierno”. El portavoz pidió a las autoridades que informen sobre el paradero de los defensores de los derechos humanos Medardo Maireno y Pedro Mena, “quienes podrían ser víctimas de desapariciones forzadas”, denunció.

Ambos fueron detenidos el pasado viernes en el aeropuerto de Managua y desde entonces las autoridades no han informado sobre su paradero a pesar de haber peticiones judiciales expresas al respecto. “Vemos una tendencia a criminalizar a defensores de los Derechos Humanos o a gente simplemente por el hecho de participar en protestas”, dijo Colville.

 

Fuente:

https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/aumenta-presion-internacional-nicaragua-articulo-800646

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.