Feministas prendieron fuego y golpearon a periodistas y a jóvenes frente a la Catedral porteña

0 530

Ocurrió luego de la marcha por el Día Internacional de la Mujer.

Con rostros cubiertos, mujeres intentan derribar las vallas que protegen la Catedral.

Distintos grupos de mujeres causaron incidentes al final del acto de cierre del Paro Internacional de Mujeres en la Plaza de Mayo. Prendieron fuego frente a la Catedral, lanzaron latas y botellas, y agredieron a jóvenes que defendían el templo y a periodistas que realizaban su trabajo en ese lugar. Tras el fin de la lectura del documento en el escenario montado frente a la Pirámide de Mayo, un grupo bastante numeroso de personas prendió una fogata cerca de las vallas que protegían la Catedral. Tuvo que intervenir la Policía para detener las llamas e inclusive lanzó gases contra los grupos que causaban los desmanes.

El pasado 8 de marzo, diversas ciudades de Argentina fueron escenario de ataques cristianófobos. En Buenos Aires, un grupo de feministas radicales aprovechó el Día de la Mujer para atacar la catedral al finalizar la jornada. Con el rostro tapado, estas feministas protagonizaron una auténtica demostración de la cristianofobia más radical. Al grito de “Iglesia, basura, vos sos la dictadura”, arrojaron todo tipo de elementos contra la catedral y golpearon las vallas.

Botellas, piedras y otros elementos contundentes fueron arrojados contra la catedral, según informa el diario argentino Clarín. Asimismo, las activistas prendieron fuego frente a las vallas que rodean el edificio. Uno de los momentos más tensos de la noche se produjo cuando un joven intentó interponerse entre las feministas radicales y la catedral. Enarbolando una bandera del Vaticano, el joven se colocó ante las activistas, que respondieron abalanzándose sobre él para agredirle. El diario Clarín destaca que también fueron agredidos los periodistas que cubrían la noticia. Estos actos violentos culminaron con varias detenciones. Los alrededores de la catedral de Tucumán también fueron escenario de la cristianofobia del feminismo radical en la celebración del 8 de marzo. Una mujer vestida como si fuera la Virgen María simuló un aborto frente a la Catedral.

Esto que hicieron en la Catedral de Tucumán con la parodia de “aborto” de la Virgen María es muy grave y un ataque a la fe cristiana.

A través de las redes sociales, grupos feministas celebraron el ataque y la burla a la figura de la Virgen y a las vidas de los niños asesinados antes de nacer. El arzobispo de TucumánMons. Alfredo Zecca, repudió este lamentable suceso en un comunicado y denunció que este acto cometido frente a la catedral agravia profundamente la imagen de la Santísima Virgen y la fe de los católicos. “Los hechos no sólo son agresivos para todos los creyentes, también para la dignidad de la mujer”, señala en el comunicado, que convoca a los fieles a asistir a un acto de desagravio.

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.