“Sería iluso creer que no van a venir a hacerlo de nuevo”

0 437

Estela Cabezas, desde Temuco 

(…) En la casa ya no tienen empleada. La anterior se fué a trabajar a las plantaciones de berries y no han conseguido a otra persona. Nadie ha aceptado venir. Y ellos tampoco aceptan a cualquiera.

(…) El otro día en la formalización nos gritaban que nos fuéramos, que nos muriéramos, que nunca le habíamos pagado un peso a nadie, que éramos malos. Me gritaron asesina… La hermana de la machi a la que tomaron presa fue empleada de mi suegra. Nunca pensé que podía tenerle ese odio, si estuvo con ella tantos años. Ella no fue la que atentó, pero sí cobijó a esta gente, fue cómplice. Yo no puedo decir que era una mala mujer, era amorosa, jamás me habría imaginado que estuviera metida en una cosa así. Uno no se imagina que esta gente esté tan cerca y que pueda albergar tanto odio.

(…) El crimen fue algo que afectó a la gente de Temuco… y fue bueno en el sentido de que la muerte no haya sido en vano, que se tome más conciencia, para que se llegue a un acuerdo, si hay que entregarles tierras (a los mapuches) se verá la forma de hacerlo. No las tierras nuestras, pero creo que hay que llegar a un acuerdo como sea.

(…) Dudo que cuando me queme de nuevo vuelva a llamar a los bomberos. Lo único que hicieron fue sacar esa foto de la casa cuando se estaba quemando y que apareció en todos los diarios. Y eso me indignó, porque yo pensaba que los bomberos estaban trabajando. No concibo que un bombero esté aquí en una cuestión como la que pasó para sacar una foto y luego pasársela a los medios. Y yo estaba trabajando como loco para que ellos pudieran controlar el incendio, cosa que no hicieron, ni siquiera sabían donde estaba el agua.

Se detiene, respira y continúa.

-Sólo Carabineros funcionó. Llegaron y me ayudaron a buscar a mis padres, porque yo pensaba que estaban heridos, en alguna parte. Los buscamos hasta el amanecer. Pero el helicóptero no llegó nunca. Dijeron que era por la neblina, pero no es cierto: no había neblina.

-¿Hubo alguna institución que usted sienta que los acogió bien?

-No mucho. La Iglesia Católica tampoco. Un mes después del asesinato de mis padres, se iba a hacer acá, en este terreno, una liturgia de recordación, y quedó la tendalada. Era organizada por la Asociación de Víctimas de la Araucanía, pero se suspendió, no hubo misa ni nada.

-Salió publicado que el obispo Camilo Vial la había suspendido.

-Aparentemente él intercedió para que no se hiciera, porque no le convenía que la Iglesia apareciera muy junto a la familia. El obispo estuvo la mañana después del incendio. Y luego alguien me comentó que era probable que me ofreciera la Catedral para el funeral de mis papás. Finalmente ese día no me dijo nada y yo no se lo pedí. Le dije a mi hermano que se los llevaran donde habíamos conversado, y ahí les hicimos la misa. Después me comunicaron por terceros que había la posibilidad de la Catedral y yo les dije que no. No iba a estar trasladando a mis papás por todo Temuco. La Iglesia a lo mejor se siente identificada con esos movimientos. No tengo problema con que esté con los mapuches, pero que no apoye a los terroristas.

(…) -¿Qué solución le ve a la violencia en La Araucanía?

-No lo sé, pero sí sé que los ataques no han bajado. Atacaron una lechería la semana pasada. Después del asesinato de mis papás han baleado un helicóptero, han quemado. Y en estos 15 años el único que ha estado tanto tiempo detenido es Celestino Córdova. Lo que espero de la Justicia es que paguen con cárcel todos. Hasta ahora he visto cero autocrítica de las autoridades que han estado a cargo de la seguridad rural en La Araucanía.

-¿No sirven las medidas que ha implementado el Gobierno?

-Con medidas como las que tengo yo, no se evita un acto delictual, lo traslada. Las casas que están con custodia no las atacan, pero se van a otras. ¿Por qué después de los atentados no llegan con perros y siguen el rastro? ¿Son muy caros los perros? Si a mis papás los mataron en una fecha especial, debería haber habido una cierta preparación. Lo que te conté del helicóptero. Los bomberos, mi hermano llamo a los bomberos de Temuco y le dijeron que no, que llamara a los de Vilcún. Y ahí a uno le baja la rabia. Que se pasaron de largo, que sacaron fotos. Yo no le tengo mucha fe al sistema.

(…) http://diario.elmercurio.com/2013/05/18/el_sabado/_portada/index.htm

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.