Los abortistas no descansan

0 214

                                   Aborto, ONU y desprolijidad                  Viernes 25 de julio de 2014

Señor Director:

Diversos medios de comunicación han informado que Naciones Unidas solicitó a Chile legalizar el aborto en casos de violación e incesto. Al respecto, cabe realizar, al menos, tres aclaraciones:

En primer lugar, no se trata de “recomendaciones de la ONU”, sino que de sugerencias de tan sólo nueve estados (son más de 190 los países que componen la comunidad internacional). Por lo demás, cabe recordar el artículo 2.7 de la Carta de Naciones Unidas, en virtud del cual no resulta lícito intervenir en asuntos que son esencialmente de la jurisdicción interna de los estados. Esto no es menor, considerando que en las declaraciones de El Cairo (1994) y de Beijing (1995), la comunidad internacional reconoció que las decisiones sobre aborto -como corresponde a cualquier debate propiamente político- se adoptarán siempre a nivel local.
En segundo término, llama la atención la “preocupación” del Comité de Derechos Humanos por los “altos índices de abortos clandestinos que han resultado en mortalidad materna” en nuestro país. En efecto, todo indica que el Comité maneja la misma información al respecto que las organizaciones que buscan legalizar el aborto en Chile. El problema es que estos supuestos datos han sido consistentemente desmentidos, entre otros, por el trabajo del Dr. Elard Koch. Dicho sea de paso, los trabajos del Dr. Koch también han mostrado que en nuestro país la tasa de mortalidad materna bajó con la prohibición del aborto (hoy es más baja, incluso, que la de Estados Unidos). ¿De qué datos, entonces, habla el Comité?

Finalmente, la desprolijidad de las recomendaciones es total respecto de la “despenalización por incesto”. Esto no es más que la repetición de un eslogan. En otros países, la referencia al “incest” dice relación con las terribles situaciones de violación intrafamiliar, y en particular con los embarazos fruto de una relación sexual forzada. Sin embargo, en Chile el delito de incesto se configura por la relación sexual consentida entre dos personas adultas que tienen y conocen sus vínculos de parentesco. En consecuencia, cuando se llama a legalizar el aborto por casos de incesto, se nos está pidiendo legalizar el aborto libre, pues se trata de dar muerte deliberada al fruto de una relación completamente consentida. Quizás de eso es precisamente de lo que se trata todo esto.

Claudio Alvarado R. Investigador Instituto de Estudios de la Sociedad (IES)
Tomás Henríquez C.     Director Ejecutivo Comunidad y Justicia

http://www.elmercurio.com/blogs/2014/07/25/23795/Aborto-ONU-y-desprolijidad.aspx

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.