«Argumentos» del aborto: 5 feministas, de pechos desnudos, asaltan al Cardenal Rouco, Arzobispo de Madrid, a la entrada de una parroquia, lanzando prendas de ropa interior roja

0 255

Cristianofobia en marcha: «El aborto es sagrado», corearon activistas a la entrada de la Misa

Cinco activistas del movimiento abortista Femen, con los pechos desnudos, han abordado al grito de “el aborto es sagrado” al cardenal Antonio María Rouco, arzobispo de Madrid y presidente de los obispos españoles, cuando él se disponía a entrar en la parroquia de los Santos Justo y Pastor, en la calle de la Palma de la capital. El incidente se ha producido en torno a las 20horas, durante el breve recorrido entre el vehículo en el que se desplazó el cardenal y la entrada del templo, momento que han aprovechado las cinco activistas para lanzar al cardenal Rouco varias prendas interiores manchadas de rojo.

El cardenal, escoltado por los párrocos, consiguió entrar en el templo para celebrar la Eucaristía mientras las abortistas gritaban repetidas veces en la calle, puño en alto, su consigna: “el aborto es sagrado”. En sus cuerpos se leía la palabra “Femen”, el nombre de este movimiento nacido en Ucrania que contrata -entre otras- prostitutas de buena apariencia y que paga grandes cantidades de dinero a sus integrantes pero sólo si las fotos de sus actos llegan a publicarse… para lo cual les es imprescindible recurrir al desnudo y la agresión blasfema, con reiterados elementos cristianófobos.

En el último año ya protagonizaron un ataque grotesco contra el arzobispo Leonard, de Malinas-Bruselas, y en Alemania una irrupción blasfema en una misa navideña en la catedral de Colonia, subiéndose al altar, con el torso desnudo pintarrajeado con la frase “Yo soy Dios”. Según recogen las agencias, cuando las atacantes del cardenal Rouco se retiraron por la calle después de gritar sus consignas y de que se cerrase la puerta principal del templo, algunos viandantes las aplaudieron o vitorearon.

¿Quién las financia?
Recientemente, Massimo Introvigne, el encargado de la OSCE (Organización para la Seguridad y Cooperación Europea) para la lucha contra la cristianofobia, analizó en un artículo que aunque según el documental de Kitty Green sobre las Femen este movimiento fue creado por un empresario ucraniano, Viktor Sviatsky, para “tener chicas”, en opinión del experto sociólogo cuentan con una financiación y un acceso a recursos (pases en cumbres europeas, por ejemplo) que indican que detrás hay potentados con mucho dinero y una clara ideología ligada al abortismo, el homosexualismo radical y la cristianofobia.

“Que escriban en sus cuerpos quién les paga y cuánto les paga”, pedía Massimo Introvigne. Como en otras investigaciones de corrupción… “follow the money”, “siga el dinero”.

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.