Anuncio de clonación de un embrión humano

0 425

El uso terapéutico de vidas humanas, aunque sea en su primera etapa de existencia, es reprobable y no puede ser visto como un adelanto.

Un equipo científico de una universidad norteamericana anunció, hace pocos días, que había conseguido clonar un embrión humano, hito que ha despertado controversia por la manipulación que hace de personas en estado embrionario y por las perspectivas que abre para el futuro.  (…) Aunque el líder del equipo de investigadores que llevó adelante el experimento -en el cual fueron creados más de 120 embriones humanos para producir seis líneas de células madre embrionarias- ha recalcado que el propósito del mismo es exclusivamente terapéutico y que los embriones no poseen suficiente estabilidad como para ser implantados en un útero materno y desarrollarse hasta el estado fetal o el nacimiento de un bebé, diversos expertos han señalado que la puerta ha quedado abierta para ese tipo de procedimientos y que parte de la investigación ahora se orientará en tal sentido, lo cual debe encender alarmas por las graves implicancias que pueden derivarse de ello. 

Aunque existen sectores que han calificado lo alcanzado como un logro científico, resulta difícil identificar como un avance un experimento que ha sido exitoso, gracias a la destrucción de embriones en los cuales ya existe la vida humana, aunque ella se encuentre en su primera etapa. La ciencia ha dejado de manifiesto que el embrión humano es una persona con toda la información genética necesaria para desarrollarse, por lo que atentar contra su existencia en nombre del progreso científico constituye una práctica que debe ser repudiada. El uso de embriones con fines terapéuticos supone la producción industrial de seres humanos y su utilización como medios para la sanación de enfermos, con lo cual se pasa por alto su dignidad y su derecho a la vida.

El uso de células madre embrionarias también es cuestionable desde un punto de vista puramente médico, pues muestra resultados terapéuticos muy inferiores a los alcanzados con células madre adultas o con células iPS (células madre pluripotentes inducidas), las cuales no requieren del “cultivo” de embriones para su utilización y resultan mucho más eficientes. Debido a la mayor estabilidad de este tipo de células y al hecho de que su utilización no despierta las dudas éticas que provoca el uso de embriones, hoy la tendencia en la comunidad científica mundial es a privilegiar los ensayos clínicos con aquéllas. Los órganos legisladores de todos los países deben diseñar regulaciones que prevengan estas prácticas, las cuales ponen en peligro la vida humana en nombre de un mal entendido avance del conocimiento.

http://diario.latercera.com/2013/05/27/01/contenido/opinion/11-137759-9-anuncio-de-clonacion-de-un-embrion-humano.shtml

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.