Héctor Vargas, obispo de Temuco: “Los puntos de conflicto son de grupos radicalizados”

0 488

Hace 21 días, Héctor Vargas (61), entonces obispo de Arica, recibió una llamada del nuncio apostólico, Ivo Scapolo, quien le comunicó que el Papa Francisco deseaba que asumiera en la diócesis de Temuco. El motivo: Manuel Camilo Vial (77), quien se había desempeñado en ese cargo desde 2001, había cumplido 75 años, edad máxima para ocupar el puesto. Tras pensarlo 24 horas, el salesiano aceptó la nueva destinación, convirtiéndose así en el primer nombramiento en Chile del nuevo Pontífice.

Vargas asumirá el 6 de julio. Sobre el denominado conflicto mapuche, es enfático: “No creo que exista una polarización entre el pueblo mapuche y los agricultores o la sociedad civil. Me parece que los puntos de conflicto son de grupos radicalizados”.

-Uno de los crímenes que han causado conmoción en la que será su diócesis es el del matrimonio Luchsinger. ¿Cómo evalúa estos hechos?

-El Estado tiene la responsabilidad de proteger la vida, los bienes patrimoniales de todos y de asegurar la paz social. Es su deber, para eso está. La muerte de la familia Luchsinger fue extremadamente dolorosa, como lo han sido también las muertes de algunos comuneros. Cualquier atentado contra la vida humana es inaceptable, venga de donde venga.

-¿Qué opinión tiene de la respuesta que han tenido el gobierno, la fiscalía y las policías frente a éste y otros hechos de violencia?

-Las características que ha venido tomando el conflicto de parte de grupos extremos en el mundo mapuche, nos plantean un nuevo escenario en situaciones a las cuales no estábamos acostumbrados y quizás tampoco preparados. Me refiero a la autoridad y a la situación de las fuerzas de orden y seguridad. Esto está constituyendo un aprendizaje y, claro, en los aprendizajes también se cometen errores.

-Dado este escenario, ¿estaría dispuesto a convertirse en mediador, como antes lo fue Mons. Ricardo Ezzati?

-El Papa me manda como pastor de una Iglesia (…). El pastor siempre debe estar de acuerdo a colaborar cuando se juega la vida, la dignidad (…). Yo quisiera no tener que ser ni mediador ni facilitador, para que en las instancias que existan sean capaces de entenderse, de sentarse en una mesa y de ir encontrando las soluciones sin tener que acudir a nadie de afuera. Ahora, si eso en un momento llega a ser absolutamente imprescindible, estoy disponible.

-La familia de Celestino Córdova, imputado por el crimen de los Luchsinger, ha acusado malos tratos en el penal de Temuco. ¿Actuaría como mediador si los parientes lo pidieran?

-Sí, por supuesto, si es por razones humanitarias, sobre todo por el concepto de ser humano que tiene la Iglesia.

http://diario.latercera.com/2013/05/15/01/contenido/pais/31-136864-9-hector-vargas-obispo-de-temuco-los-puntos-de-conflicto-son-de-grupos.shtml

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.