Estudiantes católicos de Amberes denuncian que su obispo ha cruzado «la frontera de la decencia y la moralidad»

1 316

«No, monseñor, lo que usted propone no es católico». Así lo asegura la Asociación de Estudiantes Flamencos Católicos de Amberes, en respuesta a la propuesta de su obispo, Mons. Johan Bonny, quien se ha mostrado partidario del reconocimiento por parte de la Iglesia católica de las relaciones homosexuales y bisexuales. Los estudiantes han creído necesario recordar a su obispo, al que acusan de haber cruzado la frontera de la decencia y la moralidad, cuál es la doctrina católica.                                                                  InfoCatolica 3/1/15

 

Mons. Johan Bonny, Obispo de Amberes

Los estudiantes critican que las palabras del obispo «dan a entender que los homosexuales no tienen un lugar en la iglesia. Esto es erróneo porque la Iglesia está abierta a todas las personas, independientemente de su orientación homosexual».

Al mismo tiempo denuncian que el obispo ha cruzado «la frontera de la decencia y la moralidad. El sacramento del matrimonio instituido por Jesús está abierto a hombres y mujeres que se unen libremente. La sexualidad dentro del matrimonio tiene como uno de sus fines la reproducción humana… y no puede ser descontextualizada de su finalidad».

El texto de los estudiantes católicos acaba así:

«Mons. Bonny, sucesor de los apóstoles, quiere cambiar la forma en que se nos ha revelado le fe. Esto no puede ser. Como una asociación católica con sede en Amberes, la Asociación de Estudiantes Flamencos Católicos de Amberes alza también su voz alto y claro para decir: “No, Monseñor, lo que usted está proponiendo no es católico”»

La postura de la organización estudiantil católica ha provocado la reacción de los «Jóvenes Socialistas de Amberes», que han acusado a los católicos de homofobia.

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.