Canadá: criticar actos homosexuales es criticar a los homosexuales y por tanto punible

0 104

bill-whatcottLa sentencia va más lejos: considera que la verdad de los hechos que denunciaba el condenado no sirve para su defensa.

Un militante pro-familia protestante ha sido condenado por el Tribunal Supremo de Canadá (y por unanimidad) por unos hechos acaecidos en 2001 y que han hecho un largo recorrido judicial hasta llegar a esta instancia, que sienta jurisprudencia.

Bill Whatcott distribuyó unos folletos contra la propaganda homosexual en el colegio, donde denunciaba los anuncios de contactos de un diario gay que buscaban menores de edad. La sentencia reconoce la verdad de los hechos que denunciaba Whatcott, pero afirma que eso no sirve para su defensa de la acusación de “incitación al odio”.

La inquietante sentencia
Pero, según los jueces -y éste es el elemento inquietante de la sentencia-, “aunque la orientación sexual y el comportamiento sexual pueden diferenciarse para ciertos fines, sin embargo cuando el lenguaje de odio se dirige a un comportamiento para enmascarar el verdadero objetivo, a saber, el grupo vulnerable, esta distinción no puede invocarse para no caer en la condena legal. El tribunal reconoce que existe un fuerte vínculo entre la orientación sexual y la conducta sexual, allí donde esta conducta constituye un aspecto crucial de la identidad de un grupo vulnerable. En ese caso, los ataques a esa conducta sustituyen a los ataques contra el grupo mismo”.

La Liga Católica por los Derechos Civiles se ha mostrado inquieta por esta decisión, pues al identificar la actividad homosexual con la persona homosexual permite convertir cualquier crítica a la actividad homosexual en “incitadora del odio”.

Fuente

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.