Asesor Papal niega existencia de Adán y Eva

505

Carátula en uso 17-07-08

 

Asesor Papal niega existencia de Adán y Eva

IV Domingo de Pascua

21 de Abril de 2013

(…) Sin embargo, hace exactamente un año, en un debate televisivo del programa australiano Preguntas y Respuestas, en el que se enfrentó a Richard Dawkins, un científico ateo, el cardenal dejó ver lo que parece ser el sustrato modernista de su pensamiento.

Durante la conversación, y preguntado acerca de si el Jardín del Edén y Adán y Eva fueron reales, dijo Mons. Pell:

“Adán y Eva son términos que quieren decir: la vida y la tierra. Es como cada hombre. Es una versión bella, sofisticada y mitológica. No es ciencia sino que está ahí para decirnos dos o tres cosas. Primero, que Dios creó el mundo y el universo. Segundo, que la clave para entender la creación, lo realmente importante son los seres humanos, y tercero, es una mitología muy sofisticada para tratar de explicar el mal y el sufrimiento del mundo.”

A lo que el entrevistador responde:

“Pero no es una verdad literal. ¿Ud. no puede verlo de ninguna manara como una verdad histórica o literal?”

Recibiendo como respuesta por parte del Cardenal:

“Ciertamente no es una verdad científica y es una historia religiosa relatada con fines religiosos” 

Ahora bien, seguidamente al Arzobispo de Sidney se le presentó un problema, pues el otro miembro del panel, Richard Dawkins le preguntó con impecable lógica:

“tengo curiosidad por saber, si Adán y Eva nunca existieron, ¿de dónde vino el pecado original?”

A lo cual el Cardenal no contestó, probablemente por la mecánica de la entrevista que derivó en otras preguntas. Un teleespectador pregunto:
“Soy ateo y quiero saber qué pasará cuando me muera, y cómo lo sabes.”

La respuesta fue la siguiente:

“Desde el punto de vista cristiano, Dios ama a todos, pero cada marcha genuina hacia la verdad es un movimiento hacia Dios. Y cuando muere un ateo, como todo el mundo, será juzgado en la medida en que ha marchado hacia el bien, la belleza y la verdad. Pero desde el punto de vista cristiano, Dios ama a todos, excepto los que le dan la espalda a Él a través de actos de maldad.”

Repreguntó el entrevistador: “¿Entonces el ateísmo no es un acto de maldad?.”

Respuesta: “No, no,.. bueno, en la mayoría de los casos no lo es.”

Entrevistador: “¿Entonces es posible que un ateo vaya al cielo?”

Cardenal: “Yo diría que sin duda, ¡sin duda! Sí”.

Frente a esta otra pregunta:
“Jesús predicó que hay que amar al prójimo como a uno mismo, entonces cómo se puede negar el derecho de nuestros vecinos homosexuales como el matrimonio y la igualdad y el respeto?”, el cardenal respondió que

“los cristianos amamos a todos pero al mismo tiempo creemos que el Matrimonio es entre un hombre y una mujer y para la continuidad de la especie humana”… 

“para las parejas homosexuales que tienen una unión, está bien… no hay ninguna razón por la que puedan ser…”

Ahí fue interrumpido por el entrevistador.

Más adelante el Cardenal Pell por poco vacía el Infierno y manda a todos al Purgatorio.
Otro punto particularmente criticable se dio al ser preguntado sobre el cuerpo resucitado. Dijo que no sabía de cierto cómo sería eso, lo cual no sabemos exactamente, pero evitó ilustrar a sus oyentes sobre las propiedades desmostradas por el Cuerpo Resucitado de Nuestro Señor, relatadas claramente en el Evangelio.

Sabemos que es difícil llevar un debate en un medio generalmente hostil como la TV. Lo cual no parece que haya sido el caso, pues el Arzobispo ha sido tratado con toda corrección.
Sabemos también que los tiempos y la mecánica de estos programas no son lo más apropiado para enseñar la verdad.
No obstante, cualquier católico que haya aprendido el catecismo sabrá responderse a sí mismo si el Cardenal ha sido fiel a la Iglesia y su deber de salvar las almas.
No vamos, por lo tanto, a comentar sus respuestas, ni decir lo que para nosotros debió ser dicho y fue callado.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.