Un nuevo equipo para la Nueva Mayoría?

0 384

Lo integran desde tecnócratas pro economía de mercado hasta comunistas partidarios de reinstaurar un modelo estatista. Hay también figuras de la DC, de conocida afinidad con la candidata. Desde la perspectiva mediática, la puesta en escena parece impecable, pero no aclara mucho a la ciudadanía hacia dónde quiere en verdad Bachelet conducir al País.                Editorial                    Domingo 14 de julio de 2013

Es frecuente que en la elección general los candidatos adopten posiciones más de centro. Pero no le sería fácil a Bachelet desdecirse de sus planteamientos más radicales.

Premunida de la contundente ventaja electoral recién obtenida, la candidata del pacto Nueva Mayoría ha comenzado a delinear el equipo que espera la lleve de regreso a La Moneda. Su conformación despierta gran interés público, porque será determinante en las definiciones programáticas esenciales, y no pocos de sus integrantes presumiblemente pasarían a ocupar los cargos clave de su gobierno.

Siguiendo una fórmula política conocida, ha presentado un equipo amplio y variopinto, que incluye a conocidos políticos, líderes de movimientos ciudadanos, reputados expertos, ex autoridades y jóvenes valores. Lo integran desde tecnócratas pro economía de mercado hasta comunistas partidarios de reinstaurar un modelo estatista. Hay también figuras de la DC, de conocida afinidad con la candidata. Desde la perspectiva mediática, la puesta en escena parece impecable, pero no aclara mucho a la ciudadanía hacia dónde quiere en verdad Bachelet conducir al país.

Un gobierno de cuatro años es breve y su libreto debe ser cuidadosamente preparado con antelación. Bachelet ha comprometido hasta la fecha tres reformas de fondo, complejo diseño y amplias repercusiones: una nueva Constitución para atender las demandas sociales, una vasta reforma tributaria que incrementa significativamente los impuestos, y la gratuidad de la educación, tanto escolar como universitaria.

Es de suponer que no todos los nuevos integrantes de su comando comparten esas propuestas. ¿Sostendrá aún Bachelet, como lo hizo en la noche de la primaria, que su alta votación es un espaldarazo a dicho programa? ¿La acompañarán en ello ex autoridades de los gobiernos de la Concertación de orientación centrista y proclives a la economía social de mercado, como los economistas René Cortázar y José De Gregorio? ¿O acaso su presencia en el comando evidencia el comienzo de un desplazamiento de la candidatura hacia posiciones más moderadas?

En países habituados a realizar elecciones primarias es frecuente que los candidatos cortejen en esa etapa con propuestas duras a los votantes más partidistas y luego, en la elección general, adopten posiciones más de centro, gratas al votante moderado. Pero no le sería fácil a Bachelet desdecirse de sus planteamientos más radicales. El PC -presente en el comando y también en la calle- seguro que no trepidaría en hacer efectivo el cobro de los compromisos. Por ahora, el futuro que ofrece Bachelet sigue en proceso de definiciones.

http://www.elmercurio.com/blogs/2013/07/14/13491/Un-nuevo-equipo-para-la-Nueva-Mayoria.aspx

 

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.