Un alerta para los optimistas

0 359

Nuevas señales de incertidumbre                                    La Tercera 23/07/2015

La nueva autoridad previsional deja abierta la puerta para reformas injustificadas al sistema.  

La nueva etapa inaugurada por el gobierno no consigue hacer frente a dos de los grandes problemas que ha arrastrado la actual administración: reducir la incertidumbre que produce una agenda de reformas radicales, y renunciar a aquellos anuncios que en nada contribuyen a enfrentar los mayores desafíos del           país.

Como consecuencia, en las declaraciones de las autoridades abundan indefiniciones en torno a las prioridades que el gobierno podrá llevar a cabo en el marco de una situación fiscal más compleja y de un deterioro general en las expectativas de los principales agentes económicos, tanto inversionistas como consumidores. Es evidente la dificultad que enfrentan los personeros del oficialismo para aterrizar los contenidos de esta nueva agenda, sin pasar a llevar los intereses de aquellos sectores que buscan la versión más radical para  la implementación del programa presidencial, aun a costa del desempeño general del país.

El resultado no puede ser otro que la innecesaria extensión de la incertidumbre y la sensación entre los actores sociales de que estamos frente a una coalición gobernante que no es capaz de resolver sus diferencias, a pesar de las falencias que presenta un programa de gobierno que si bien integró al bloque, ha terminado provocando un daño al país, al buscar devolver al Estado un rol protagónico en desmedro de los incentivos al sector privado. Tal orientación debe ser enmendada si acaso se pretende despejar las incertidumbres que han debilitado las expectativas, pero de momento no hay señales claras de enmienda a los contenidos más radicales.

Prueba reciente de esta indefinición -con el consiguiente perjuicio para los actores de la industria- la constituyen las declaraciones de la nueva subsecretaria de Previsión Social, quien, si bien reconoce que la reforma previsional “no es parte del programa”, sumándose a aquellos sectores que proponen no incluirla entre las prioridades del gobierno para esta nueva etapa, advierte que el próximo informe de la comisión convocada por la Presidenta para estos efectos “no es para que lo dejemos guardado en un cajón”.

Su planteamiento no hace más que mantener la incertidumbre sectorial, toda vez que la mencionada comisión incluye representantes con posiciones tan distantes como puede ser el retorno al sistema de reparto o el aumento en la edad de jubilación, lo que abre una amplia opción de planteamientos en un eventual informe futuro. Incluso la autoridad ha consentido en extender los plazos considerados para el trabajo de esta comisión y no parece descartable que se deba a su propia dificultad para alcanzar posiciones de consenso. Dicho sea de paso, los futuros planteamientos de esta comisión sólo podrán servir de referencia para el análisis, considerando que su conformación interna no es representativa, sino que obedece exclusivamente a los criterios presidenciales.

El sistema de capitalización individual implementado con éxito por nuestro país, además de otorgar seguridad y altos retornos a los cotizantes, supone uno de los pilares del mercado de capitales chileno, por lo que su estabilidad y funcionamiento resultan importantes en momentos en que la autoridad clama por un nuevo ambiente en favor de las inversiones. Sería óptimo que los organismos responsables de gobierno asumieran  la necesidad de respaldar el funcionamiento de este modelo, descartando reformas que sólo perjudicarán su normal desenvolvimiento y abrirán una cuota de inseguridad para las administradoras y los trabajadores.

http://www.latercera.com/noticia/opinion/editorial/2015/07/894-639819-9-nuevas-senales-de-incertidumbre.shtml

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.
¡Done ahora!