República vs. Hayek

0 302

Jueves 18 de julio de 2013

Señor Director:

Carlos Peña, en su artículo de opinión del martes, afirma que el defecto fundamental de la democracia neoliberal es “desconocer la autonomía del interés público”. Reconoce así que hay intereses propios de la comunidad que poseen “una realidad propia y distinta de la mera agregación de intereses individuales”.

Sabias palabras que evocan la queja republicana de Cicerón. En su República XXV, observa cómo los romanos han perdido el sentido de una vida en común, de una visión del bien común. La república, afirma, es la cosa pública (res populi), literalmente asunto del pueblo. Pero pueblo debe entenderse no como cualquier congregación de individuos, sino como una unión multitudinaria en vistas de la justicia y del bien común (utilitatis communione).
Para el neo-liberalismo de Hayek, hay razones epistemológicas (nuestra irremediable ignorancia y la ineludible fragmentación del conocimiento) que no permiten el reconocimiento del bien común y de una realidad social que no sea la mera congregación de individuos. Quedamos así a la merced del orden espontáneo del mercado. Es la refutación filosófica de esta epistemología lo que tiene que conducir, en último término, a la destrucción del gigantesco ladrillo que pesa sobre Chile.
Renato Cristi                                   http://www.elmercurio.com/blogs/

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.