Que pensar 21 al 27 del 12

0 236

Todos salieron derrotados en la última elección. El único realmente vencedor fue el partido de los indiferentes que no votaron. La izquierda venció, no  por el aumento de sus adherentes, sino por la incapacidad de la derecha de mantener su votación obtenida en la elección del 2009, de la cual más de un millón y medio se transfirió al partido de los indiferentes.

La fidelidad de los adherentes se obtiene, no con diatribas y discusiones entre los dirigentes y menos aún con prácticas y propuestas contrarias o que relativizan los valores y principios fundacionales de la derecha. Por el contrario, ella se consigue ganando el respeto y consideración de la opinión pública por ser seriamente consecuentes con esos principios, que la mayoría de la Nación apoya.

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.