Propuestas programáticas de la Nueva Mayoría

0 187

Editorial  28 de julio de 2013

En esta línea de recuperar planteamientos del pasado -en particular del primer programa de la coalición de izquierda-, preocupa en especial lo que se postula sobre una “democratización” de los medios de comunicación: son los mismos argumentos que en países vecinos han servido para limitar severamente la libertad de expresión

Este documento abunda en planteamientos generales, pero no entra en mayor detalle en ningún campo, y la nostalgia por ideas del pasado se observa en varias áreas. (…)

La nostalgia por ideas del pasado también se observa en áreas como relaciones exteriores, al insistirse, por ejemplo, en una relación privilegiada con Latinoamérica, de contornos poco definidos. Nadie discute la importancia de cultivar esta -y prueba de ello

ha sido la relevante participación chilena en la Alianza del Pacífico-, pero la experiencia en las distintas organizaciones de la región no siempre es positiva, y el comercio internacional chileno se ha volcado más hacia otras regiones.

En esta línea de recuperar planteamientos del pasado -en particular del primer programa de la coalición de izquierda-, preocupa en especial lo que se postula sobre una “democratización” de los medios de comunicación: son los mismos argumentos que en países vecinos han servido para limitar severamente la libertad de expresión. Esta propuesta es grave, porque Chile no es un país con restricciones relevantes para fundar medios de comunicación. Estos, por supuesto, deben ganarse el respeto de los lectores y las audiencias, como ocurre en todo el mundo libre.

Dicho documento muestra también una preocupación especial por aumentar la participación ciudadana. Sin duda, nuestras instituciones políticas requieren renovación, y algunas ideas que aquel contiene -por ejemplo, elevar los niveles de democracia interna de los partidos políticos- son indispensables. Sin embargo, en ocasiones parece que se quisiera ir más allá de la democracia representativa, con un mayor involucramiento de organizaciones ciudadanas, sin que quede clara su fuente de legitimidad, ni menos la forma en que se las sometería a un escrutinio público razonable. Tales iniciativas pueden terminar debilitando las democracias, en vez de fortalecerlas. Después de todo, las organizaciones de la sociedad civil representan intereses particulares, y no todas ellas se expresan con la misma fuerza.

http://www.elmercurio.com/blogs/2013/07/28/13869/Propuestas-programaticas-de-la-Nueva-Mayoria.aspx

 

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.