Primarias habemus

0 275

Luis Larraín: “Michelle Bachelet, que hoy puede aparecer como invencible dada la alta votación que obtuvo, puede verse tentada a imponer un programa radical que en definitiva termine por volcar al electorado hacia una alternativa menos rupturista…”

Lunes 01 de julio de 2013

Michelle Bachelet y Pablo Longueira fueron los ganadores de las primarias realizadas el día de ayer y serán los principales contendores de las elecciones presidenciales de fin de año. Bachelet obtuvo una importante victoria en la Nueva Mayoría al recibir cerca del 75% de los votos. (…) En la vereda del frente, la disputa fue mucho más cerrada y la victoria de Longueira da cuenta de la fortaleza de su partido, la UDI, que en muy poco tiempo montó una campaña que remontó la ventaja que tenía Andrés Allamand. Revela también las habilidades de Pablo Longueira como candidato y demuestra que en definitiva su propuesta convenció más a los electores de la centroderecha de sus posibilidades para disputar a Michelle Bachelet la Presidencia de la República y dar a su sector político una representación parlamentaria que impida que la Nueva Mayoría desmantele la institucionalidad política y económica que nos rige, objetivo que adquiere una gran importancia.

La fortaleza de la candidatura de Longueira dependerá de su persistencia en captar a electorados masivos, que si bien están expresando claramente que quieren cambios, siempre son al final de cuentas un grupo moderado. Y en esa tarea puede tener impensados aliados. (…)

El desafío para la centroderecha será jugar con estas reglas del juego.

Las posibilidades de Pablo Longueira dependen de su trabajo, pero también de la actitud que Michelle Bachelet tome en su campaña. Si persiste en su giro hacia la izquierda e intenta cautivar a como dé lugar a los movimientos sociales, rompiendo con lo que ha sido el devenir de Chile en los últimos veinticinco años, surge la posibilidad de enfrentarla con una estrategia que apele al votante moderado.

Michelle Bachelet, que hoy puede aparecer como invencible dada la alta votación que obtuvo, puede verse tentada a imponer un programa radical que en definitiva termine por volcar al electorado hacia una alternativa menos rupturista. Ese es un escenario en el que Pablo Longueira se siente cómodo y si bien la distancia a remontar parece muy grande, son ese tipo de desafíos los que motivan más que nada al líder de la UDI.
Luis Larraín 

http://www.elmercurio.com/blogs/2013/07/01/13110/Primarias-habemus.aspx

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.