Padres y apoderados: los ausentes del debate

0 276

Desde hace varios años, la educación ha sido tema polémico en la agenda pública y política de Chile. Diferentes actores, políticos y expertos han opinado, demandando y planteando sus posturas. Sin embargo, hay un actor central del proceso educativo a quien la opinión pública y líderes políticos han omitido. Nosotros, los padres y apoderados, somos los que hemos buscado con esfuerzo y sacrificio una mejor formación para nuestros hijos. Personas de trabajo, que con nuestro propio aporte esperamos contribuir a una mejor educación para ellos.

La tan vituperada Educación Particular Subvencionada, que alberga a más del 58% de la matrícula, ha sido la respuesta para muchas familias que no tenemos los medios económicos para enviar a nuestros hijos a colegios particulares pagados, pero que sabemos que la educación municipal muchas veces es deficiente para cubrir las necesidades académicas y formativas de ellos, o queremos colegios con proyectos educativos con cierta orientación.

El financiamiento compartido y el lucro se han planteado como los responsables de la segregación y mala calidad de nuestro sistema. En ellos se basan para pedir el fin de la educación particular subvencionada. Nosotros somos los primeros en denunciar aquellos sostenedores que lucran entregando una educación de mala calidad. Sin embargo, sería un error generalizar y culpar a todo el sistema por algunos casos. El financiamiento compartido es una manera de aportar a la educación de nuestros hijos, porque siempre buscaremos entregarle lo mejor que podamos. Terminar con este aporte se traduciría en crear un abismo de distancia entre la educación particular pagada y la subvencionada o municipal.

Nos preguntamos si los que quieren terminar con estos establecimientos conocen aquellos colegios de costo cero cuyos alumnos en su mayoría son vulnerables, y que se encuentran en lugares apartados, incluso rurales, donde no hay otro establecimiento educativo. O si saben de aquellos colegios que atienden niños con capacidades diferentes, donde el único medio que tienen para relacionarse con sus pares y aprender un oficio es su colegio. O los muchos casos de sostenedores honestos, en el que su “lucro” sólo consiste en su sueldo y el pago del crédito para construir el colegio. Vemos con impotencia cuando se plantea terminar con los colegios particulares subvencionados, sin conocer a fondo la realidad de este sistema, del cual en la prensa sólo se habla una parte. Como padres y apoderados, sabemos que somos los mejores fiscalizadores de la educación que reciben nuestros hijos(…)

El gran problema de nuestro sistema es que después de 12 años, muchos estudiantes egresan del sistema sin entender lo que leen y sin manejar las operaciones matemáticas básicas. El principal desafío es educativo, y a ese tema es donde tenemos que enfocar nuestros esfuerzos.

Erika Muñoz , Presidente de Confepa            Pablo Varas, Director de Estudios IdeaPaís

http://diario.latercera.com/2013/06/27/01/contenido/opinion/11-140237-9-padres-y-apoderados-los-ausentes-del-debate.shtml

 

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.