Mentiras

0 66

Columnistas Lunes 6 de mayo de 2013                                                         Adolfo Ibáñez

 

Si escuchamos a los políticos, pareciera que vienen de otro mundo, o que el haber vivido la trayectoria de estabilidad y sabiduría recorrida por el País les es ajeno por completo. O, peor aún, que no les interesa. Y más grave todavía, que no les conviene. Y para ocultar todo esto, nada mejor que seguir hablando de la dictadura. ¡Con qué superioridad moral se visten para revestir de seriedad las mentiras!

Anteriormente vivimos paradojas semejantes. Durante la década de 1920 se introdujeron reformas que tuvieron por resultado llevarnos al subdesarrollo. En los 70 le tocó el turno a la revolución: se dijo que todo era malo, pues lo existente aseguraba el predominio de la despreciada burguesía. Hasta los maniceros de la Plaza de Armas fueron tildados de burgueses, por defender su barquito de latón. Destruyeron todo: institucionalidad política, vida económica, orden público y vida social. Costó 17 años recuperar al país y dejarlo con un salto adelante inimaginable antes.

Frente a estas mentiras, la vieja sabiduría campesina decía que era como comulgar con ruedas de carreta. ¿Se pueden imaginar semejante indigestión? Nuevamente los políticos ofrecen intoxicarnos con falsedades. Frente a ello debemos reconocer lo que somos y valorar nuestras experiencias. Vivir sanos, alegres y con espíritu positivo para proyectarnos al futuro es el tónico que de verdad necesitamos.

http://www.elmercurio.com/blogs/2013/05/06/11488/Mentiras.aspx

 

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.