Legitimidad de la Constitución I

0 298

Nuevamente, nuestros políticos han perdido una excelente oportunidad de meditar las cosas. Ahora, con el apoyo de varios juristas que anteponen su visión política al derecho, reclaman la ilegitimidad de la Constitución por haber sido impuesta en dictadura, poniendo en duda la necesidad de respetarla.    Cristián Gabler, Abogado

Señor director:

Nuevamente, nuestros políticos han perdido una excelente oportunidad de meditar las cosas. Ahora, con el apoyo de varios juristas que anteponen su visión política al derecho, reclaman la ilegitimidad de la Constitución por haber sido impuesta en dictadura, poniendo en duda la necesidad de respetarla.

Desde un punto de vista de fondo, una Constitución no puede catalogarse per se como ilegítima, ya que es la norma superior. Podría argumentarse que algunos artículos violan el derecho internacional, pero eso es discutible. La principal crítica al contenido político de la Constitución es que se diseñó para proteger a las minorías de las mayorías, lo cual no parece necesariamente antidemocrático. Las mayorías pueden defenderse solas.

Desde un punto de vista de forma, se la considera ilegítima por ser hija de la dictadura. Sin entrar a hablar de que fue modificada varias veces en democracia -lo cual, en cierto sentido, la valida- si consideramos al constituyente como ilegítimo, debemos considerar toda la carta espuria, y no solamente los artículos que no nos gustan, con lo cual todos los actos públicos que basan su legalidad en ella serían ilegítimos también. Si determinamos que es inválida, todas las leyes dictadas por el actual Congreso lo son, los actos hechos en virtud de esas leyes también, etc., y lo único que nos queda es el caos absoluto.

La invalidez de una norma legal no es un tema político, sino jurídico, y sus consecuencias también. El considerar ilegítimo al constituyente como pretexto para desautorizar una norma implica necesariamente considerar toda la carta inválida y asumir las consecuencias. En este caso, el tratar de encontrar una solución jurídica a un problema político nos puede salir extremadamente caro y no parece ser el camino más responsable. http://diario.latercera.com/2013/06/14/01/contenido/opinion/11-139204-9-legitimidad-de-la-constitucion-i.shtml

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.