Financiamiento compartido

0 171

Mario Waissbluth presenta financiamiento compartido y segregación como caras de una misma moneda, haciendo una forzada asociación entre ellos y llamando a terminar con el primero como único camino para avanzar en el segundo

Señor director:

A lo que podría atribuirse responsabilidad en la segregación, pero que es la principal causa de la inequidad en nuestro sistema escolar, es a la existencia de una brecha de recursos para la educación de niños de diferentes niveles socioeconómicos. Al partir de la errónea premisa de que el Estado debe subvencionar a todos por igual, el aporte de los padres desequilibra los recursos para educarse entre los alumnos. Esta fue la política imperante entre 1994 y 2008.

Como no es evitable y es razonable que los padres contribuyan a mejorar la educación de sus hijos, este aporte de la familia debe considerarse como parte integrante de los recursos de los que dispone un niño para educarse, y a partir de ahí equiparar la diferencia subvencionando más a los que menos tienen y menos a los que tienen más.

Esto ya fue internalizado al crearse la Subvención Escolar Preferencial en 2008, permitiendo disminuir la brecha de recursos con que se educa un niño de clase media y uno pobre, del 100% al 20% en cinco años, la que volvería a aumentar de eliminarse el financiamiento compartido, incrementando la inequidad para disminuir la segregación.

Eliminar esta brecha, y con esto la componente segregadora, es una tarea prioritaria y permitirá que cualquier alumno tenga acceso a cualquier colegio que recibe subvención al aportar una cantidad equivalente de recursos a su escuela, avanzando, a la vez, en equidad e integración, en vez de retroceder a la inequitativa política de subvencionar a todos por igual que propone Waissbluth.

Cristóbal Elton    http://diario.latercera.com/2013/07/22/01/contenido/opinion/11-142230-9-financiamiento-compartido.shtml

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.