El caso de los exonerados

0 279

Olga Feliú    Jueves 13 de junio de 2013 | 05:00

La ley 19.234 estableció beneficios previsionales para los exonerados políticos. (…)

Cuando se discutió la ley 19.234 se informó que ella beneficiaría alrededor de 52.000 personas. Ahora, se estima que hay alrededor de 150.000 beneficiados y, según informe del contralor, de 9.000 casos examinados, 3.000 presentan problemas. ¿Por qué se llegó a este resultado que pone en entredicho la probidad de los sectores involucrados? ¿Cuáles deben ser las medidas que debieran adoptarse respecto de los beneficiarios de pensiones indebidas en relación con ellas?, y ¿cuáles respecto de los funcionarios públicos involucrados en los otorgamientos indebidos?

Lo primero, por falta a la ética. Sobre ello, sólo cabría recordar que según el informe de la Comisión de Ética Pública (1994) la probidad es exigible a “toda la jerarquía que gobierna, legisla, hace justicia, administra y constituye la esfera pública del país”. La Constitución y las leyes exigen al funcionario público dar estricto cumplimiento a la probidad.(…). Por lo expuesto, puede afirmarse que se trata de una legislación técnicamente muy defectuosa y en la que la Administración no tuvo el rigor que era exigible tratándose de las cuantiosas sumas comprometidas.

Pues bien, las actuaciones culpables contrarias a derecho que causan daño -en este caso al erario nacional- da origen a responsabilidad civil, penal, administrativa y también ética, respecto de la actividad que se ejerza.

De esta manera, el reconocimiento y percepción indebidas de los beneficios económicos de que se trata son el fruto de una legislación defectuosa, a la que se unió una conducta corrupta que en algunos casos puede ser constitutiva de delito y que en todo caso da origen a responsabilidad civil y administrativa.

Ahora bien, atendida la cuantía de las sumas comprometidas no es posible dejar de investigar los hechos sospechosos, sin embargo, por lo difícil de hacerlo por el número de casos que deben revisarse, cabe pensar que una ley de delación compensada podría ser una opción, aún cuando tampoco deja de ser muy complejo su diseño.

http://www.df.cl/el-caso-de-los-exonerados/prontus_df/2013-06-12/180658.html

 

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.