Educación gratuita

0 291

Una universidad con muchos alumnos crónicos y pocos egresados es una universidad de contención social y no formadora de profesionales e investigadores de excelencia. ¿Es eso lo que queremos como sociedad?

Gonzalo Grebe Barros  Presidente Agencia Acreditadora en Ciencias de la Salud

Señor director:

Una de las mayores paradojas políticas latinoamericanas es que la vieja izquierda maoísta, defiende a capa y espada la educación terciaria gratuita. En el mayor país comunista del mundo, en las principales universidades estatales de China los estudiantes universitarios tienen que pagar por el derecho de estudiar. Y mucho.

La provisión de cualquier servicio se asienta sobre tres pilares: precio, cantidad y calidad. Cuando las cosas se dan gratis hay muchas personas que las quieren, aunque no las necesiten o valoren. Cuando los recursos son limitados, si no se restringe la cantidad, la que sufre es la calidad. La única manera de lograr una educación de excelencia en el largo plazo es actuar sobre el arancel y/o  la cantidad de alumnos.

Una universidad con muchos alumnos crónicos y pocos egresados es una universidad de contención social y no formadora de profesionales e investigadores de excelencia. ¿Es eso lo que queremos como sociedad?

Entrar a la universidad porque es gratis y sin restricciones es una igualdad de oportunidades ficticia, porque estudios secundarios mediocres generan deserción de los más necesitados. El Estado debe usar sus recursos para ofrecer a todos una educación de calidad en las etapas de formación elemental y media, y que en la universidad todos tengan las mismas armas para enfrentarla. Esta sería una igualdad de oportunidades real.

http://diario.latercera.com/2013/06/19/01/contenido/opinion/11-139600-9-educacion-gratuita.shtml

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.