Debate en torno a la gratuidad y el lucro en la educación

0 272

Sería un grave retroceso perder el aporte de entidades que obtienen una retribución legítima por su contribución al sistema educativo.

La ex Presidenta Michelle Bachelet ha planteado entre sus propuestas en materia de educación, de cara a un eventual futuro gobierno, la eliminación del financiamiento compartido en la educación subvencionada y la prohibición de que los sostenedores de colegios que reciben esa subvención puedan obtener excedentes derivados de su gestión. Estas propuestas, que parecen concitar amplio respaldo en el bloque opositor, apuntan en un sentido equivocado. De ser finalmente aplicadas, constituirían un retroceso en la calidad y diversidad de la educación chilena, que se ve beneficiada cuando se fortalece la capacidad de los alumnos y las familias de seleccionar el establecimiento entre alternativas y cuando se permite que contribuyan con recursos a su financiamiento. (…)

Así, en la medida que exista la posibilidad de contribuir con mayores recursos al financiamiento de los establecimientos, no debe existir un obstáculo a ello, porque de esa forma no sólo se facilita el mejoramiento de áreas como la infraestructura o los sueldos de los profesores, sino que permite una gama de diferentes opciones(…)

Respecto del lucro en los colegios, lo que se ha planteado como principio es que no sería aceptable que los sostenedores obtengan utilidades con los fondos fiscales, lo que no parece tener mayor justificación porque reduciría la facultad de mantener establecimientos sólo al Estado -a través de las municipalidades o centralizadamente- y las fundaciones, ya que es imposible que los particulares puedan mantener colegios si no pueden obtener una retribución por sus inversiones para contar con salas, gimnasios, bibliotecas, mobiliario, etc. Esta retribución es la que ha permitido a muchas personas abrir establecimientos, al poder pagar los créditos necesarios para financiar esas inversiones.

(…) Uno de los avances más valiosos de las políticas sociales en Chile fue entender que la importancia de un bien público no justifica que sea provisto por el Estado, sino que, por el contrario, los ciudadanos ganan en calidad y libertad de elegir cuando se subsidia a sus destinatarios -en este caso, los estudiantes- para que escojan entre múltiples alternativas, dedicando la autoridad sus esfuerzos a fiscalizar que se cumplan los estándares previstos.

http://diario.latercera.com/2013/06/22/01/contenido/opinion/11-139858-9-debate-en-torno-a-la-gratuidad-y-el-lucro-en-la-educacion.shtml

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.