Conducción política, factor crítico

0 240

[Los sectores más radicales del oficialismo] demostraron así [en el debate en la Cámara de Diputados sobre la Reforma Educacional] que, aun sin tener la fuerza para imponer sus planteamientos, cuentan con un importante poder de veto y hasta “chantaje” -según la expresión usada por diputados oficialistas-, que va más allá de su vinculación con los movimientos sociales…

Aunque las declaraciones oficiales han sido de celebración, el despacho por la Cámara de Diputados del proyecto sobre fin al lucro, copago y selección en la educación deja un balance insatisfactorio para el Gobierno y la Nueva Mayoría.

Aparte de las debilidades técnicas de la iniciativa y su escasa incidencia en la resolución de los problemas de calidad que aquejan al sistema, la discusión de esta semana mostró a un Ejecutivo incapaz de sacar adelante un trabajoso acuerdo sobre arriendo de establecimientos que, si bien muy parcialmente, despejaba varias de las objeciones de la Iglesia Católica frente al proyecto, y además contaba con el apoyo de la Democracia Cristiana.

En cambio, el Ministerio de Educación cosechó los resultados de su ambigua actitud ante las indicaciones promovidas por los sectores más duros de la coalición así como por la llamada bancada estudiantil: fueron ellos quienes, al ver que el Gobierno declaraba libertad de acción frente a la idea de penalizar el lucro -respecto de la cual creían haber alcanzado un entendimiento con la autoridad- optaron por rechazar el tema de los arriendos.

Demostraron así que, aun sin tener la fuerza para imponer sus planteamientos, cuentan con un importante poder de veto y hasta “chantaje” -según la expresión usada por diputados oficialistas-, que va más allá de su vinculación con los movimientos sociales.

El episodio hizo evidentes problemas de conducción política, críticos para un gobierno sustentado por una coalición tan heterogénea como es la Nueva Mayoría. Así, la creencia de que el acatamiento estricto del programa presidencial bastaría para ordenar sus filas ha resultado una vez más desmentida por los hechos.

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.