Camilo Escalona: “ Nueva Constitución requiere de comisión bicameral y no alternativas académicas”

0 129

por David Muñoz – 28/04/2013

 

(…)¿No teme que exista una contradicción entre las “profundas reformas” que ha propuesto Bachelet hasta ahora y la defensa que usted ha hecho de la tesis del “realismo político” y la necesidad de evitar promesas de “transformaciones inalcanzables”?

Los alcances de un gobierno de cuatro años no son ilimitados. En democracia, las reformas no son impuestas de manera autoritaria o mesiánica, sino que tienen límites institucionales y sociales de la mayoría que respalda esos cambios. En el ámbito institucional, las reformas dependerán de las mayorías que habrá en las elecciones de noviembre. Así de definitivo y claro. Nosotros seguimos un camino de reformas institucionales. No hay posibilidades en Chile de un quiebre y, por lo tanto, son las mayorías las que nos van a permitir los cambios.

¿Tiene un carácter mesiánico el regreso de Bachelet?

La ex presidenta llegó con un discurso sumamente aterrizado. Sus objetivos son ambiciosos y ese mismo término lo utilizó en su proclamación del PS-PPD. Pero este gobierno se planteó objetivos mesiánicos que no ha cumplido. El mesianismo ha empapado la primera etapa de este gobierno: no se pueden refundar las naciones simplemente porque cambió el presidente. Lo que nosotros aspiramos es a un proceso de reformas con una mayoría que las sustente. Cualquier reforma hecha por arriba, sin mayoría, luego se cae.

Usted le cerró la puerta a la Asamblea Constituyente, dijo que era “fumar opio”. Bachelet presentó hace unos días el equipo que trabajará en su propuesta de cambio a la Constitución y no descartó ningún mecanismo…

Ésa es mi opinión. No sería válido que yo pensara que la propuesta que finalmente hará al país la ex Presidenta Michelle Bachelet estará en los marcos de lo que fuera mi posición personal. Ahí sí que yo mismo caería en el mesianismo. No soy quien pone las barreras en este proceso. Las barreras a la asamblea constituyente las pondrá la mayoría nacional que logremos constituir. En ese sentido, estoy convencido de que el camino de las reformas es un proceso de carácter institucional. Incluso, el propio término de la dictadura fue así, no veo ningún cambio en la cultura nacional para pensar que en el futuro esto va a ser distinto.

Fernando Atria, uno de los constitucionalistas convocados por Bachelet, calificó de ingenua su postura de no creer que los cambios no se pueden hacer por otras vías que no sean institucionales.

Eso significa que el señor Atria desconoce toda la historia de Chile de los últimos 25 años. Me llama la atención de un académico de tan sobresalientes pergaminos, que ignore que el restablecimiento de la democracia y el paulatino avance del país han sido por una vía institucional.

Considerando esa opinión, ¿qué espera de la propuesta que genere el equipo de Bachelet?

Me parece a mí que su visión es de una extrema inconsistencia. No entiendo por qué me trata a mí de miope, cuando postula un camino de quiebre institucional, el que sólo se produjo el 11 de septiembre de 1973. Entiendo que la propuesta que postulo con otros senadores, como el senador DC Andrés Zaldívar, es la que le pone un piso sólido y que se acerca a este gran propósito que señaló la Presidenta Bachelet y que yo comparto, que Chile tenga una Constitución nacida en democracia. Una nueva Constitución requiere una comisión bicameral, en el Parlamento y no simplemente alternativas académicas que, desde un punto de vista son valiosas, pero que desde el prisma de la realidad chilena no han ocurrido. (…) http://www.latercera.com/noticia/politica/2013/04/674-520868-9-camilo-escalona-nueva-constitucion-requiere-de-comision-bicameral-y-no.shtml

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.