Sínodo de los Jóvenes

0 129

Estimado radioyente

Poco a nada se ha noticiado en Chile respecto al Sínodo que se está realizando del 3 al 28 de octubre en el Vaticano, con el tema “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional.” A pesar del silencio, el debate que se está produciendo al interior del Sínodo merece ser conocido por su importancia y por sus consecuencias.

En efecto, las conclusiones a que llegue el referido Sínodo trazarán las líneas de formación de los jóvenes de hoy  dentro de la Iglesia Católica. Se puede decir que de ahí saldrá el futuro para todos los católicos.

Más aún, como la Iglesia es acompañada con atención por incontables personas que sin ser católicas reconocen en Ella una enseñanza forjadora de civilización y cultura, lo que concluya este Sínodo tendrá consecuencias verdaderamente mundiales.

Comencemos por decir que se han escuchado voces claramente divergentes respecto a cuál debe ser la enseñanza que debe ser transmitida a todos los jóvenes.

Esta semana se conoció la declaración formulada  por Monseñor Chaput, Arzobispo de la ciudad de Filadelfia de los Estados Unidos.

En una entrevista que será publicada el 24 de octubre próximo en Polonia, el Arzobispo precisó que la Encíclica Humanae Vitae (…) está completamente ausente del documento de trabajo que sirve de base a las discusiones. La palabra castidad aparece una sola vez en el texto en el numeral 103, que se refiere al testimonio de los consagrados para atraer a más jóvenes.

Al ser preguntado sobre un posible cambio en la doctrina de la Iglesia o en su interpretación, el Arzobispo precisó que «ningún Sínodo tiene la autoridad para cambiar las enseñanzas fundamentales de la Iglesia, tampoco ningún Papa. En materia de interpretación, la pelea no declarada del Sínodo de 2018 se refiere a la moral sexual católica».

En la entrevista publicada ayer por el CatholicPhilly, el Prelado dijo que en Estados Unidos «el escándalo originado por el Arzobispo (Theodore) McCarrick ha hecho mucho daño, especialmente para la credibilidad de los obispos. La única forma en la que podemos reparar eso es siendo absolutamente transparentes y honestos sobre el problema de los abusos y nuestros esfuerzos para lidiar con él».

Sobre el tema de la homosexualidad, el Arzobispo Chaput señaló que la enseñanza católica sobre la sexualidad humana debe ser explicada  fielmente y se debe reconfirmar las enseñanzas de siempre al respecto, sin ningún tipo de compromiso o ambigüedad».

«Y en eso los elementos del documento de trabajo son lamentablemente débiles. La sigla ‘LGBT’ (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) no deben ser usadas en un documento de la Iglesia

El Arzobispo de Filadelfia también denunció que actualmente las familias son atacadas por la «ideología de género que es simplemente una expresión de la mentalidad tecnológica y su sesgo al tratar cualquier materia, incluido el cuerpo, como materia prima para la voluntad humana. La ideología de género asume además una definición de la ‘persona humana’ muy distinta a la creencia cristiana».

«En el corazón de la ideología de género hay un resentimiento por la debilidad y las limitaciones del cuerpo. Al centro de los ataques contra la familia está el odio a la dependencia mutua que las familias exigen y una desconfianza del amor en la familia, que sella sus lazos como una unidad. Al final, todas las aberraciones y disfunciones sexuales terminan en un rechazo de la creación o del orden natural establecido», explicó el Arzobispo.

Además, continuó, en el mundo de hoy «escondemos la desesperanza bajo una capa de bulla, distracción y apetitos consumistas» ya que Dios se ha hecho extraño, «no por algo raro que Dios haya hecho, sino por el mal que nos hemos causado a nosotros mismos sin que Dios nos detenga».

El Arzobispo también explicó que para hacer frente a la cultura mediática de hoy, los católicos «deben vivir diferente, practicando lo que dicen creer. No hay un arreglo rápido. Somos una familia de fe (…) y necesitamos actuar como tal».

Tras recordar que los sacerdotes son «pecadores como todo el mundo», el Prelado dijo que «todos somos iguales en el Sacramento del Bautismo: laicos, religiosos y clero. Pero como en toda familia tenemos distintas tareas».

«El pegamento que unifica toda esta empresa es el amor. Si no nos respetamos y no nos queremos los unos a los otros, y no lo mostramos con nuestra conducta, todo se cae», precisó.

El Arzobispo de Filadelfia resaltó asimismo que la «Iglesia en Estados Unidos todavía es fuerte comparada a la vida católica en casi cualquier otro país ‘desarrollado’», pero «estamos perdiendo a los jóvenes. Allí hay un desafío enorme para el futuro».

En sentido muy similar a las declaraciones del Arzobispo, se pronunció  el Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Cardenal Robert Sarah, quien señaló que “aguar” la doctrina moral católica, inclusive en el campo de la sexualidad, no logrará atraer a los jóvenes.

Según el Catholic Herald, en su intervención del 16 de octubre en el Sínodo de los Jóvenes que se realiza en el Vaticano, el Cardenal africano afirmó que la Iglesia y sus pastores deben “proponer valientemente el ideal cristiano que corresponde a la doctrina moral católica y no aguarlo, escondiendo la verdad para atraer a los jóvenes al seno de la Iglesia”.

El Cardenal recordó que, antes del inicio del Sínodo, algunos jóvenes pidieron a la Iglesia ser clara en su enseñanza sobre algunas cuestiones controvertidas que los tocan de cerca: la libertad, la no discriminación, la igualdad entre hombres y mujeres, etc.

Sin embargo, otros “piden no solo un debate que sea abierto y sin prejuicios, sino un cambio radical, un verdadero giro de 180 grados en la Iglesia y sus enseñanzas en estas áreas”. Entre estos últimos se encuentra la representante chilena, quien en su declaración de prensa sostuvo que la Iglesia debería aceptar a los homosexuales como conductas normales.

En sentido opuesto, el Cardenal Sarah sostuvo que si bien la enseñanza de la Iglesia puede no ser compartida por todos, nadie puede decir que no sea clara. Sin embargo, puede haber “una falta de claridad de parte de algunos pastores al explicar la doctrina” lo que requiere “un profundo examen de conciencia”.

El Prefecto recordó la historia del joven rico del Evangelio a quien el Señor le pide vender todo, dárselo a los pobres y seguirlo. “Jesús no aligeró ninguno de sus requerimientos en su llamado” y tampoco debería hacerlo la Iglesia, explicó el Cardenal.

Los jóvenes, continuó, tienen un alto grado de sanas ambiciones en cuanto a la “justicia, la transparencia en la lucha contra la corrupción y en el respeto por la dignidad humana”. “Minusvalorar el alto idealismo de los jóvenes” es un grave error y una falta de respeto que “cierra la puerta a un proceso real de crecimiento, madurez y santidad”.

Las propuestas del arzobispo Chaput y del Cardenal Sarah han encontrado profundo eco en las redes sociales y en los blogs católicos que ven con preocupación la arremetida pro homosexual dentro de la Iglesia, por parte de quienes quieren “colar” la homosexualidad en la Iglesia.

En realidad, si son graves todos los comportamientos homosexuales por parte de miembros del clero, mucho más grave aún sería que las enseñanzas morales, recibidas por Moisés de Dios Padre, que mandan en el VI Mandamiento, “no cometerás acciones impuras”, fueran puestas de lado a nombre de una Iglesia “sin prejuicios e inclusiva”.

La misión de la Santa Iglesia es la de salvar a las almas, y las almas sólo alcanzaran su salvación eterna en la medida que conozcan, amen y sirva a Dios. ¿Pero cómo lo conocerán si sus leyes son silenciadas? ¿Cómo lo amarán sino lo conocen?

Como se ve, las conclusiones del Sínodo serán extremadamente importantes para el futuro de la familia cristiana y para el matrimonio natural entre hombre y mujer, como Dios manda. Recemos desde ya al Espíritu Santo para que de luces a los verdaderos Pastores y fuerza para denunciar a los lobos.

Muchas gracias por su audición y recuerde que nos puede seguir, en esta SU emisora semana a semana o en www.accionfamia.org

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.