San Lorenzo y los pokemones

11

Descargar Audio

Estimado radioyente:

Imagínese que Ud. le dijera a un minero que en vez de salir a buscar las vetas de oro, plata o cobre, escondidas en medio del desierto nortino, saliera a buscar pokemones virtuales, ¿Cuál cree Ud. que sería la reacción del minero?

Quizá pensaría que Ud. le está diciendo un chiste, o que tuvo una mala noche, o que está medio zumbí, o que tuvo una crisis pasajera de locura; de tal forma la propuesta le parecería sin sentido.

Sin embargo, la semana pasada se vivió a lo largo de todo Chile, esta locura como algo normal. Ni los lugares santos, como informa un medio de la capital, se salvaron de esta fiebre.

En Atacama, sin embargo, el fenómeno generó las primeras críticas por la llegada de personas a un recinto de culto. En la ciudad de Copiapó, uno de los puntos polémicos es el sector donde está el templo a la Virgen de La Candelaria, que registra dos “pokeparadas”.

El obispo Celestino Aós hizo público su rechazo a la aplicación, señalando que un recinto de culto no es para jugar. “Chile es muy grande”, dijo, “y nosotros tenemos un desierto también muy amplio y muy hermoso, con los bosques y las quebradas y también la ciudad misma como para poder utilizar estos lugares de culto y de oración. Solo se genera molestia”, agregó.

Luego de casi dos semanas del arribo a Chile de Pokémon Go, el juego se ha tomado las principales plazas del país, y en este breve lapso ya está teniendo sus primeras críticas.

En el otro extremo del País, en Punta Arenas, Región de Magallanes, y pese a que se registran temperaturas bajas y se está en pleno invierno, cada día la plaza Muñoz Gamero, el sector de la Costanera del Estrecho, los bandejones centrales de la avenida Bulnes, y cerca del Cementerio Municipal se llenan de jugadores, principalmente pasadas las 20:00 horas.

Por su parte, en Arica han aumentado la venta de los teléfonos celulares, y la calle San Marcos se ha transformado en el epicentro de interés para jugar, pero también se ha concentrado el robo en el mismo sector.

Carabineros activó un plan de prevención en calles, parques y ferias en donde los funcionarios de la institución se acercan a los usuarios del juego para que tomen medidas de resguardo.

Mientras tantos corrían detrás de tan poco, o mejor dicho, de nada, pues el pokemon ni siquiera tiene un premio monetario o una medalla al mérito, o algo que sea más sustancial; otros muchos, en los mismos días,  se trasladaban al poblado de Tarapacá de San Lorenzo. Eran  los mineros provenientes de varias ciudades nortinas que se habían dado cita para rendir culto a su santo patrono.

El pasado 10 de agosto, los devotos, promesantes y 38 cofradías religiosas de bailes y bandas musicales se desplazaron por las estrechas calles del poblado de Tarapacá, en una masiva y multicolor fiesta religiosa, para celebrar a San Lorenzo.

Por segundo año consecutivo, ese día fue feriado en toda la Región de Tarapacá, por lo que cerca de cien mil personas participaron de la fiesta en honor del patrono de los mineros en la localidad ubicada en la comuna de Huara, a 102 kilómetros de Iquique.

Las vistosas vestimentas de los danzantes rompieron la tradicional monotonía del desierto. Estos permanecieron en Tarapacá hasta el domingo pasado para realizar la ceremonia de despedida, en que se renovó la promesa de regresar el próximo año.

El diario “El Tipógrafo de Colchagua” comenta respecto al origen de la Fiesta que, “Lo curioso es que no hay un nexo tan evidente entre ese santo y la actividad minera.

“En Chile la actividad minera constituye un pilar de la economía, por lo que el Día del Minero es celebrado cada año por los trabajadores del rubro. Se celebra el 10 de agosto en honor a San Lorenzo, patrono de la minería, un diácono español que vivió en Roma durante el siglo III d. de C. y que dedicó su vida religiosa a la administración de los bienes de la Iglesia.

“Cuenta la (historia) que el emperador de la época, Valeriano exigió a la Iglesia la entrega total de sus bienes y dictó la muerte del Papa Sixto II. El cuidador de los tesoros de la Iglesia, Lorenzo, fue mandado apresar por el Emperador y se le exigió la entrega de todos los tesoros ricos en oro y plata. Pese a correr peligro, el diácono le pidió tres días a la autoridad para reunirlos. Entonces Lorenzo, desobedeció la orden del Emperador y enterró los metales preciosos y demás objetos de la Iglesia. En lugar de los objetos materiales, Lorenzo reunió a los pobres, ancianos y enfermos y los presentó ante Valeriano como el verdadero tesoro de la Iglesia.

“Cuando el Emperador se vio burlado por Lorenzo se llenó de ira y decidió un castigo ejemplar condenándolo a morir en una parrilla ardiente, el 10 de agosto. A pesar de la horrible sentencia, se dice que San Lorenzo permaneció sereno y nunca reveló el lugar donde había escondido el tesoro.

“No existe claridad respecto del momento en que San Lorenzo se convierte en patrono de la Minería, sin embargo se deduce que debido a que enterró tesoros de preciosos metales, se relaciona directamente con el trabajo que a diario realizan los mineros.

“La devoción a este santo se instala en nuestro país con la fundación de la ciudad de Tarapacá. Los mineros prontamente se hicieron cargo de la celebración del santo construyendo un templo, participando activamente de sus celebraciones y peregrinando a esta ciudad cada mes de agosto”.

Lo claro, comentamos nosotros, es que la devoción al mártir de los primeros años de la Iglesia católica creció de tal modo, que es feriado regional desde hace ya dos años para facilitar el traslado de los devotos desde los distintos puntos de la Región.

La moraleja que nos dejan los mineros es el contraste entre su actitud seria ante la vida, que no impide fiestas y distracciones, y el absurdo de perseguir pokemones virtuales, una actividad que no es sino el fruto de la propaganda sobre una sociedad que no sabe lo que busca y que por eso se deja arrastrar al absurdo de “cazar” monstruos de bolsillo (porque pokemon es una contracción, en inglés, de pocket monsters, o sea monstruos de bolsillo). Los mineros sí saben lo que buscan, y como saben que es difícil encontrarlo, se vuelve hacia el cielo para pedir la ayuda sobrenatural. Y por eso son capaces de hacer seriamente su trabajo, y cada cierto tiempo una Fiesta que perdura a través de los años y que congrega a miles de devotos de distintas generaciones en una celebración colorida, alegre y sobre todo con Fe.

Los otros corren como zombis detrás de algo que ya mañana parecerá viejo, que no será capaz de generar ninguna riqueza ni tampoco una fiesta auténtica, y que no pasará de una decepción más en medio de una intemperancia frenética.

Dos formas de celebrar, dos formas vivir. Es la gran lección que nos dejan estas dos “celebraciones”. Debemos escoger sabiamente.

Para terminar una frase que circula en España, víctima de la crisis demográfica, al respecto de los pokemones: “Si los adultos quieren pasar todo el día corriendo atrás de una creatura…¡mejor que tengan un hijo!”

Muchas gracias por su audición en esta SU emisora, y recuerde que nos puede seguir en www.accionfamilia.org

 

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.