Orientación para el voto de los católicos

17

Descargar Audio

Estimado radioyente:

En este mes de noviembre, como es sabido por todos, los chilenos debemos concurrir a las urnas para depositar nuestro voto, tanto para escoger a nuestros representantes en el Congreso, cuanto para elegir un nuevo Presidente de la República.

Todos, ciertamente sabemos que éste es nuestro deber, sin embargo, no todos, y quizá muchos, no sepan bien cuáles son los criterios que deben primar para dar el voto.

En este programa, consagrado a la promoción de la defensa de la familia, desde el punto de vista de la doctrina católica, y sin entrar en aspectos opinables de la política contingente, queremos proporcionarle a Ud. los principales criterios de orientación al voto católico.

Comencemos por dar algunos consejos de orden general que valen para cualquier elección en cualquier país del mundo:

1.-Los ciudadanos somos moralmente corresponsables por la sociedad en que vivimos, especialmente en una democracia, donde somos convocados a elegir los representantes que van a gobernarnos y que van a legislar en nuestro nombre.

  1. Ya que la finalidad del voto es, en última instancia, promover el bien común de la sociedad, la calidad de un candidato no debe medirse en base a su personalidad privada -simpatía, oratoria, capacidad de gestión, etcétera-, sino a su personalidad pública: Los principios y programas que pretende aplicar para promover el bien común.
  2. El Catecismo de la Iglesia Católica nos menciona los componentes esenciales del bien común: Los derechos fundamentales e inalienables de la persona humana, el bienestar social –que incluye educación, cultura, trabajo, salud, etcétera, la paz y la seguridad ciudadana. Sólo el orden social que se basa en la verdad y se edifica en la justicia “es vivificado por el amor”.
  3. Entre los componentes del bien común, existe una jerarquía: Algunos de ellos son esenciales y no negociables, en tanto que otros son contingentes y permiten diversas propuestas.
  4. Los valores no negociables deben primar en las preferencias de un elector católico, porque se trata de derechos inherentes a la persona humana y, por ende, fundamentales para la vida social. Su violación constituye un mal intrínseco, que ningún motivo o circunstancia, por difícil que sea, puede justificar.
  5. La posición de un candidato respecto de los valores no negociables debe ser, por lo tanto, el criterio esencial para juzgar su aptitud para  desempeñar un cargo público.
  6. El Papa Benedicto XVI enseñó que los valores no negociables para un elector católico son: la protección de la vida humana inocente desde la concepción hasta la muerte natural; el reconocimiento y la promoción de la estructura natural de la familia, fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer y la protección del derecho prioritario de los padres a educar a sus hijos.
  7. Escoger por quien se puede votar es una tarea a veces difícil; pero determinar por quien no se debe votar, resulta fácil: Son todos aquellos candidatos que promueven la violación de esos valores no negociables, porque ellos son enemigos del bien común y su eventual elección acarrearía graves males.

***

Hasta aquí los principios generales. Pasemos ahora a conocer los Principios Morales que obligan a excluir del voto a los candidatos favorables al aborto

  1. La regla fundamental de la moral es hacer el bien y evitar el mal, lo que no será posible si no sabemos los bienes que debemos buscar y, sobre todo, los males que debemos evitar sin excepción.
  2. La moral católica, basada en los Mandamientos de Dios y en la Ley Natural, es la que nos proporciona los criterios que nos permiten hacer tal discernimiento: “Dios creador es la fuente única y definitiva del orden moral en el mundo creado por Él. El hombre no puede decidir por sí mismo lo que es bueno y malo, no puede conocer el bien y el mal como dioses’” (n°36 de la encíclica Dominum et vivificantem de S.S. Juan Pablo II).
  3. De ahí resulta que la conciencia –como dice San Buenaventura- es como un heraldo de Dios y su mensajero, y lo que dice no lo manda por sí misma,  sino que lo manda como venido de Dios, igual que un heraldo cuando proclama el edicto del rey.
  4. Para votar en conciencia, los electores católicos, debemos primero formarla de acuerdo con las enseñanzas de Cristo y del magisterio perenne de la Iglesia.
  5. Las leyes humanas obligan en conciencia sólo en la medida que ellas son justas. Cuando prescriben algo inmoral, no sólo no obligan sino que es pecado obedecerlas. Es intrínsecamente injusto (es decir, es pecado y grave) promover o elaborar una ley semejante, o votar en su favor.
  6. Votar por un candidato -del partido político que fuere-, que promueve la violación de valores no negociables, equivale a hacerse cómplice en la comisión de los pecados que, inevitablemente, resultarán de la aprobación legal de tal violación del orden moral.
  7. En el caso reciente de la aprobación del aborto, votar por un candidato abortista, equivale a favorecer la comisión de millares de abortos, o sea de un gravísimo pecado que el Concilio Vaticano II calificó de “crimen abominable”.

Por eso, la Congregación para la Doctrina de la Fe, en su Nota doctrinal sobre algunas cuestiones relativas al compromiso y la conducta de los católicos en la vida política, publicada en el 2002 declaró solemnemente que no es lícito para ningún católico participar en una campaña de opinión a favor de una ley de aborto, ni darle el sufragio del propio voto, lo que incluye no votar por políticos que aprueben el aborto.

 

***

Todos estos principios morales, nos obligan a tomas algunas medidas prudenciales.

  1. Informarnos de la postura de los candidatos respecto de los valores no negociables.
  2. No confiar solamente en la afiliación partidaria de los candidatos, ni en lo que dice su propaganda.
  3. Si alguno no se ha manifestado, interpelarlo para que exponga públicamente su posición al respecto.
  4. Debemos desconfiar especialmente de quienes dicen ser católicos y personalmente contrarios al aborto, pero votaron a favor de esa ley injusta, o no están dispuestos a apoyar su derogación. Quienes tienen un discurso de ese tipo, o bien quieren engañarnos, o tienen un grave problema de personalidad, ya que no se puede contradecir en la vida pública, la fe y la moral que se declara tener en la vida privada.

***

Para concluir, le entregamos algunas orientaciones pastorales manifestadas por prelados chilenos respecto al voto específicamente para estas próximas elecciones.

  1. Una declaración común de +Francisco Javier Stegmeier, Obispo de Villarrica; + Felipe, Bacarreza Rodríguez, Obispo de Los Angeles; + Carlos Pellegrin, Obispo de Chillán; + Jorge Patricio Vega Velasco, Obispo de Illapel; + Guillermo Vera Soto, Obispo de Iquique, afirma: “Será nuestra obligación de Pastores advertir a nuestros fieles que, independientemente de las legítimas opciones políticas que cada uno pueda tener, a ellos también les cabrá la prohibición moral de dar el voto a favor de un candidato que haya apoyado el proyecto de aborto. Cosa que nos corresponderá recordar también por ocasión de las próximas elecciones”.
  2. El Cardenal Jorge Medina Estévez declaró: “Quienes se hacen cómplices de tal atrocidad [la legalización del asesinato de un inocente] no deben recibir el voto de ningún cristiano, voto que los pueda conducir al desempeño de cargos públicos, a menos que, con anterioridad a las elecciones, hayan manifestado públicamente su arrepentimiento”.
  3. Mons. Francisco Javier Stegmeier Sch., Obispo de Villarrica, preguntó: “¿Qué viene ahora para los que estamos por la vida y la familia y en contra de la cultura de la muerte? … Votar sólo por candidatos pro vida dispuestos a derogar la ley del aborto. Si nos duele el dolor de la mujer con embarazo vulnerable y el aborto, a los abortistas les duele el voto”.

Es necesario también recordar las palabras del Papa Francisco en su carta apostólica Misericordia et misera: “Quiero enfatizar con todas mis fuerzas que el aborto es un pecado grave, porque pone fin a una vida humana inocente”.

Hasta aquí las orientaciones para el voto. Si Ud. quiere acceder al texto completo de estas orientaciones lo puede solicitar a la página web https://parlamento.familiayvida.cl/. Repetimos https://parlamento.familiayvida.cl/

Gracias por su audición, hasta la próxima semana, en esta misma SU emisora.

Cargando Comentarios de Facebook...

Leave A Reply

Your email address will not be published.