“Honrarás padre y Madre”

0 66

Derecho de los padres y IV Mandamiento

Estimado radioyente:

En las Tablas de la Ley que Dios entregó a Moisés en lo alto del Monte Sinaí, venían impresos los Mandamientos que todos los hombres en todos los tiempos debemos seguir.

En el IV de ellos se lee: “Honra a tu padre y a tu madre, para que se prolonguen tus días sobre la tierra que el Señor, tu Dios, te va a dar.”

Hay en este Mandamiento varias lecciones que son importantes considerar, tanto por los hijos, cuanto por los padres de familia y los legisladores católicos.

Consideremos en este comentario radial algunos de ellos.

En primer lugar, el hecho de que Dios establece como primera relación de dependencia y autoridad de las personas, después que a Él mismo, la obediencia y el respeto a los padres.

El Mandamiento no indica en general a las autoridades, ni religiosas, ni civiles. Solamente “honra a tu padre y a tu madre”.

¿Qué nos indica este precepto?

La respuesta es obvia:  los hijos tienen, como primer y más sagrado en esta vida, el deber de “honrar a sus padres”.

Lo cual a su vez tiene una consecuencia también evidente: son los padres los primeros responsables por la formación de sus hijos.

No existe, por lo tanto, ninguna autoridad, ni religiosa ni civil, que pueda impedir u obstaculizar este divino precepto.

No hay ninguna arbitrariedad en el precepto.

Si los padres son aquellos que traen a la vida a los hijos, ellos son los responsables primeros de la formación. Filosóficamente se diría que la causa siempre comanda el efecto.

Al respecto, El Papa Benedicto XVI afirmó que “este mandamiento (es) como el ancla en el corazón del orden social”. Él fortalece las relaciones generacionales, hace explícita la conexión entre el orden familiar y la estabilidad social, y revela que la familia es “querida y protegida por Dios.” Porque el amor incondicional de los padres para con sus hijos, conforme a las enseñanzas de la Iglesia, reflejan el amor de Dios y también porque ellos tienen el deber de pasar la fe a sus hijos, el Catecismo llama a la familia “una iglesia doméstica”, “una comunidad privilegiada” y la “célula original de la vida social”.

Por todos estos motivos, cuando el Estado, a través de cualquiera de sus Poderes intenta disminuir o negar esos derechos sagrados, resulta particularmente odioso y dañino para el orden social.

***

 

Cuando afirmamos estas verdades, estamos queriendo mostrar el absurdo que significa el proyecto de ley llamado “Garantías de la Niñez” que se tramita actualmente en el Congreso Nacional.

En efecto, el Senado en Chile continuó el 26 de enero pasado, la votación del proyecto de ley “Sistema de Garantías de los Derechos de la Niñez” que, debido a los problemas que podría traer en la relación entre padres e hijos, es calificada por los expertos como una de las más peligrosas y liberales de la región.

El proyecto tiene -en teoría- como finalidad incorporar en el ordenamiento jurídico un “sistema que proteja integralmente los derechos de los niños”.

Sin embargo, algunos expertos en la materia, han hecho ver lo inconveniente y peligroso de esta iniciativa.

Así, por ejemplo, Pamela Pizarro, directora ejecutiva de la fundación CUIDE Chile, dijo que:

“Este es uno de los proyectos más peligrosos (para el derecho de la patria potestad)”. en comparación a otros países de la región donde “siempre tienen firme el derecho preferente de los padres”. “Creo que es uno de los más liberales”.

Por su parte, la asesora legislativa de Comunidad y Justicia, Daniela Constantino, explicó que “al concebir la autonomía progresiva de los niños en contraposición con el derecho de los padres de educar a sus hijos, genera una relación de conflicto en donde naturalmente no tendría por qué ser así”.

De esa manera, de acuerdo a las expertas, la redacción actual del proyecto afectaría la relación de padres e hijos de la siguiente manera, sintetizados de la síguete forma por la agencia ACI

1.- Autorización para participar en reuniones

El artículo 31 permitiría a los menores de edad convocar o asistir a reuniones públicas y manifestaciones pacíficas sin la autorización de sus padres.

Con esto se impide que los padres protejan al niño o adolescente ante riesgos como los que se presentan, por ejemplo, en las manifestaciones que desde octubre de 2019 terminaron en enfrentamientos violentos con la policía, y en muchos casos con la destrucción de bienes públicos y privados.

La Fundación CUIDE Chile explicó en un análisis que no se desconoce que los niños sean “titulares de derecho”, si no que carecen de la “capacidad de ejercicio, es decir, de poder celebrar ciertos actos por sí mismos, ya que necesitan ser representados o autorizados por los padres en virtud de la edad, todo ello teniendo en cuenta la edad como factor de madurez en ellos”.

2.- Desarrollo de la vida privada

Además, los artículos 33 y 34 precisan que los niños y adolescentes tienen derecho a la vida privada y la reserva de sus comunicaciones, incluyendo la relacionada con las “tecnologías de la información”.

Sin embargo, la experiencia demuestra que, en ocasiones, para proteger a sus hijos de peligros y malas influencias, los padres podrían necesitar revisarles las redes sociales para saber con quiénes se relacionan y evitar que caigan, por ejemplo, en alguna red de pedofilia o pornografía que pululan y son de fácil acceso.

Sin embargo, de acuerdo al proyecto de ley el menor “podría entablar una acción legal o administrativa contra sus padres si no está de acuerdo con que le revisen sus redes sociales”, explicó la abogada de CUIDE Chile.

3.- Educación Sexual

En tanto, el artículo 41 inciso cuarto precisa sobre la “presunta obligación del Estado de brindar a los niños educación sexual y afectiva, de carácter laico y no sexista, lo cual vulnera directamente la libertad de enseñanza y el derecho de los padres de educar a sus hijos”, alertó Daniela Constantino de Comunidad y Justicia.

Para la abogada de CUIDE Chile, Pamela Pizarro, en el “marco de los Derechos Reproductivos de la Mujer, los adolescentes podrían acceder fácilmente a los anticonceptivos y el aborto sin consultar a sus padres”.

Además, el proyecto “avasalla el ideario institucional” de colegios confesionales, ante la imposibilidad de decidir el contenido adecuado para los menores, declaro la referida experta de Cuide Chile.

4.- Perspectiva de género

Asimismo, en el proyecto de Garantías de la Niñez establece que “en todas las políticas públicas en materia de infancia se deberá incluir la variable género”.

Esto permitirá  a organismos como la Defensoría de la Niñez, cuya dirección está a cargo de Patricia Muñoz, “una activista proaborto, pro ideología de género que en toda su gestión lo único que ha hecho es tratar de promover un adoctrinamiento ideológico”, que se obligue a todos los centros de enseñanza a imponer esta ideología a todos los niños.

Quizá Ud. nos pregunte cuál es el origen de este nefasto proyecto.

Le respondemos que éste comenzó su tramitación en septiembre de 2015 en el gobierno de Michelle Bachelet y, entre sus impulsores en el Senado se encuentran Ximena Rincón, actual candidata a la Presidencia por el Partido Demócrata Cristiano; está también Jaime Quintana, del PPD; y Carlos Montes, del Partido Socialista.

Quizá Ud. nos pregunte también, estimado radioyente cuál es la razón de este comentario radial.

Le respondemos que en primer lugar el de informar a los padres, que muchas veces no tienen ni tiempo para acompañar estas discusiones legislativas.

Pero, en segundo lugar, para que todos nos podamos movilizar en la defensa de nuestros derechos de progenitores.

¿Cómo?

Desde ya, no dando el voto a ninguno de los candidatos para ocupar cualquier cargo público que no respete este Mandamiento: “Honrarás padre y madre”.

Muchas gracias por su audición y recuerde que nos puede seguir en esta SU emisora, o en nuestro portal: wwwcredochile.cl

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.