¿Dos madres y ningún padre?

0 176

 

Estimado radioyente:

Cuando Ud. Va al dentista o cuando tiene algún problema de traumatología, verá que los especialistas, ya sea odontólogo o traumatólogo, cada uno en su especialidad, intentará hacer un implante de una muela o rehacer una articulación, tan parecida cuanto pueda a la original.

Eso se debe a que la forma en que fuimos creados es la más propia para alcanzar el fin que tenemos en esta vida. Esta ley se da con todos los seres vivos. Un pájaro, por ejemplo cuenta con sus dos alas que le permite volar de acuerdo a las necesidades de su especie.

Quizá Ud. Me pregunte por qué le estamos explicando algo tan evidente.

La razón es simple. Cada vez va quedando más patente la existencia de una corriente filosófica y pseudo científica que quiere crear un ser humano fuera de los padrones que Dios puso en la naturaleza.

Es lo que ocurrió hace pocos días atrás. Pasemos a los hechos.

Esta semana se conoció el fallo de una jueza de familia que otorgó a dos lesbianas el registro del hijo de una de ellas, inseminada artificialmente, como teniendo dos madres y ningún padre.

La resolución, como no podía dejar de ser, suscitó una polémica por los medios. El abogado y profesor de la Universidad de Los Andes, Sr. Hernán Corral, argumentó que el referido fallo era nulo y que “el Registro Civil debiera negarse a practicar esta inscripción, ya que, de hacerlo incurriría en una ilegalidad manifiesta.”

Como no podía dejar de ser el lobby homosexual celebró el chocante hecho y el diario “El Mercurio” le abrió sus páginas para elogiar el fallo.

De este modo, algo tan natural y evidente que es el hecho de que nadie puede ser generado sino a partir de un padre y una madre, fue negado por la resolución de la jueza de familia.

Para ella es una “discriminación” de la segunda madre, que obviamente no es ni puede ser segunda madre, el hecho de que no sea reconocida como tal.

No nos extrañemos entonces que después de haber “dos madres” para un niño, haya también “dos padres” para otro niño, y que para satisfacer al capricho de esos “padres” se alquile el vientre de una mujer pobre.

Comenzará entonces la comercialización del cuerpo humano, la desnaturalización de la filiación, el uso de las técnicas de reproducción asistida, la maternidad subrogada y, en definitiva, la supresión de la verdad biológica, o sea de la naturaleza humana conforme Dios la creó.

Es eso lo que está detrás de esta noticia de “dos madres” que se inscriben como tales en el Registro Civil.

No dejó de llamar la atención de muchos fieles católicos el silencio de las autoridades de la iglesia en relación a este Fallo, pues si bien es claro que ellos no pueden estar opinando sobre todos los fallos o noticias que se publican, no es menos cierto de que existen dos tipos de noticias: aquellas que son pioneras de transformaciones sociales y aquellas que son meramente episódicas. La noticia en cuestión, obviamente pertenece al primer tipo, pues ella es una muestra de lo que la Revolución anticristiana está pretendiendo en el mundo entero. Omitirse delante de ella, es darle la pasada a esa Revolución.

Precisamente esta semana, el Obispo de la diócesis italiana de Ventimiglia- San Remo, Monseñor Antonio Suetta, se manifestó contra un proyecto de ley que va en la misma dirección de perseguir la posición de la Iglesia relativa a las conductas homosexuales, bajo el nombre de ley contra la “homofobia”.

Consultado sobre cuál es el consejo que le da a sus hermanos en el Episcopado, el referido Obispo italiano declaró: “El llamamiento que (les) hago es estar atentos para ayudar a los fieles y a todas las personas dispuestas a razonar honestamente para asegurarse de que el engaño cultural subyacente a esta ley esté expuesto. Y luego es nuestro deber como pastores apoyar y también llamar a los políticos que se profesan católicos a ser coherentes”.

El mismo Obispo respondió a la pregunta de qué opinaba del hecho de que algunas parroquias de esa nación celebraran el mes del orgullo homosexual al igual que el mes del Sagrado Corazón, declaró:

“Me parece una cosa trágicamente ridícula, en el sentido estricto de la palabra. Si pensamos en el Corazón de Jesús, pensamos en la Misericordia de Dios, que es capaz de acoger al hombre y transformarlo. Por lo tanto, acercar este misterio de salvación a una situación que se quiere aprobar en favor del error moral es inadecuado desde un punto de vista lógico y de fe. Incluso si estuvieran detrás de esto las mejores intenciones, aquellos que promueven este tipo de “abrazo” no se dan cuenta de que es un abrazo sofocante, porque se trata de acercarse a un mundo con presupuestos filosóficos absolutamente contrarios a la fe. El resultado solo puede ser asfixia, incluso de razón”.

 

Fallo del Tribunal Constitucional

 

En sentido opuesto al fallo de la jueza de familia, el Tribunal Constitucional denegó el requerimiento de otras dos lesbianas que se decían discriminadas porque su unión contraída en España no era reconocida en Chile. El Tribunal falló negando a las demandantes su pretensión, estableciendo que: “el estatuto constitucional reconoce a la familia como unión que hombre y mujer ligados en matrimonio forman con sus hijos; que la existencia de diversas configuraciones familiares no permite alterar el significado del precepto constitucional; que aunque el matrimonio no tenga consagración constitucional, existe un orden público familiar basado en el matrimonio y este es entre un hombre y una mujer.”

A lo anterior, el Fallo de mayoría de dicho Tribunal argumentó que:

Reconocer en Chile su matrimonio celebrado en España podría «conducir a extremos intolerables, en relación con legislaciones foráneas que aceptan vínculos matrimoniales sui generis, tales como matrimonios polígamos en países musulmanes, o el matrimonio de niños de países africanos, o aquellos convenidos por los padres en la sociedad japonesa, y las bodas masivas de parejas que se celebran en la secta moon, en Corea del Sur, entre otros».

Y agregó que:

«la institución matrimonial en Chile es una unión entre hombre y una mujer, por lo que una persona homosexual puede contraer matrimonio en Chile si lo hace con una persona de sexo opuesto»,  «el vínculo matrimonial entre un hombre y una mujer» constituye «la forma jurídicamente recomendada para formar familia, aunque después se derive en otros tipos de aquellas, sea por separación de hecho de los cónyuges, estado de viudez, divorcio, nulidad, separación judicial de los cónyuges».

Como se ve, en el Fallo del Tribunal Constitucional aún queda sentido común y reconocimiento de la naturaleza conforme lo establece el orden cristiano y la actual Constitución, ¿será por eso que quieren acabar con ella?

***

 

Gracias por su audición y recuerde que nos puede seguir, semana a semana, en esta SU emisora o a través de nuestro portal Credo Chile. cl

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.